19 nov

Cómo mantener tu caldera en óptimas condiciones

En Tecnigrado os ofrecemos algunos consejos para el mantenimiento de tu caldera en óptimas condiciones y poder disfrutar durante todo el año, y en especial en invierno, del confort de un buen sistema de calefacción y de agua caliente sanitaria (ACS).

¿Os ha pasado alguna vez encender la calefacción y que la temperatura de casa no sea la deseada? ¿O que tardase mucho en calentar? ¿Que el agua caliente no salga caliente? ¿Los radiadores están parcialmente o completamente fríos?

Estos pequeños problemas, causados posiblemente por la falta de un mantenimiento periódico de la caldera, pueden causar grandes males durante la época de invierno aunque pueden ser solucionados ante todo con un mantenimiento anual.

Mantenimiento anual de calderas para particulares

Los mantenimientos anuales permiten un servicio de acción con el objetivo de preservar o reparar para que en este caso la caldera pueda funcionar óptimamente a lo largo de todo el año.

Por este motivo, no solo es importante seguir los consejos que os vamos a ofrecer, también es esencial que la caldera sea revisada anualmente por un especialista en el mantenimiento de calderas que pueda asegurar la buena combustión del quemador y asegurarse que el sistema funciona correctamente.

Tecnigrado te ofrece un contrato de mantenimiento anual para tu caldera y así puedes estar tranquilo al saber que tienes la caldera en correcto funcionamiento tanto para agua caliente como para calefacción.

Consejos para el mantenimiento de tu caldera

Los consejos que ofrecemos para poder tener un confort durante la época de invierno gracias a tu caldera son:

  1. En el caso de tener rejillas de aire, es esencial mantenerlas limpias y que no estén bloqueadas.
  2. Observar si la presión de la caldera es la correcta para su funcionamiento. La presión debe estar entre 1.2 y 1,6 bares. Si la presión del sistema es mayor, es necesario purgar alguno de los radiadores para reducir la presión. Por lo contrario, si la presión es más baja, solo se necesita abrir un poco la llave del agua para que la presión aumente dentro permitiendo que llegue más agua al circuito.
  3. Mantener una temperatura adecuada; este parámetro es crucial para nuestro propio confort. Se recomienda que la temperatura de casa se mantenga a 18-19°C si no estás en ella o cuando estamos durmiendo. Pero cuando estamos en casa, se recomienda no superar una temperatura de 21°C. Eso hará que la diferencia de temperatura no sea tan grande y que la caldera no tenga que trabajar durante mucho tiempo. El gasto en calefacción un 7% u 8% cada grado por encima de la temperatura ambiente que necesitamos.

Es necesario ser consciente de que tener una temperatura en casa demasiada elevada, aparte de que nos costará mucho dinero, notaremos muchísimo más la diferencia de temperatura con el exterior y nunca estaremos conformes.

Comparte
03 sep

Problemas comunes de los equipos de aire acondicionado

Los equipos de aire acondicionado son los grandes olvidados fuera de la época de verano. A no ser que se utilicen como bomba de calor, pues entonces pueden utilizarse durante todo el año. Ahora que el calor debería empezar a disminuir tras unas semanas o incluso meses de uso intensivo, nos vemos con la necesidad aplicar cierto mantenimiento para evitar futuros problemas de en los equipos de aire acondicionado. Un equipo de aire acondicionado con un correcto mantenimiento nos puede durar muchos años a pleno rendimiento y evitándonos problemas graves.

¿Cuáles son los problemas más comunes del aire acondicionado?

Los equipos de aire acondicionado pueden presentar problemas de todo tipo, aunque a continuación mencionaremos solamente los más comunes, por lo que no debes alarmarte si te encuentras con alguno de estos problemas en tu equipo de aire acondicionado:

  • Ha aparecido un fallo en el compresor por motivos diversos.
  • El equipo se ha quedado sin gas para funcionar.
  • Las protecciones térmicas no son las adecuadas o se han desgastado.
  • Hay un goteo de agua.
  • El equipo sufre una pérdida de carga.

Como empresa de mantenimiento en el sector de la climatización y calefacción, nos encontramos cada verano con alguno de los problemas en equipos de aire acondicionado mencionados anteriormente.

La importancia de un buen mantenimiento

La mejor solución es saber anticiparse a los problemas más comunes y prevenir así posibles fallos del equipo de aire acondicionado por medio de una revisión anual. Con esta revisión podremos verificar el funcionamiento y rendimiento del equipo.

Los equipos de climatización sin mantenimiento ni revisión pueden acarrear serios problemas como los mencionados más arriba. Por este motivo, en Tecnigrado ofrecemos un contrato de mantenimiento para equipos de aire acondicionado.

Insistimos en la importancia que, cualquier equipo, tanto calderas como equipos de aire acondicionado, es esencial un mantenimiento y poder ahorrarnos costes adicionales por mal funcionamiento de los equipos.

Si quieres saber más acerca de nuestro servicio de mantenimiento para equipos de aire acondicionado o si tu equipo ha sufrido una avería, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Comparte
20 ago

Calderas de condensación en busca de la eficiencia

Las calderas que podemos encontrar en la actualidad resultan más eficientes por diferentes razones. Pero su ventaja más notoria para lograr esta eficiencia es que son calderas de condensación.

¿Qué son las calderas de condensación?

Su principio de funcionamiento se basa en el proceso de condensación, siendo el cambio de fase (vapor a líquido) de una substancia en estado gaseoso (vapor) a estado líquido. Este cambio de fase genera cierta energía conocida como calor latente, es decir, la energía requerida por una substancia para cambiar de fase. Esto dependerá al mismo tiempo de otros factores como la presión y la temperatura. Cuando el vapor se condensa a una temperatura en concreto liberará energía en el sistema.

En cambio, en las calderas que no son de condensación, una parte de este calor latente se evacua por los humos, implicando el alcance de temperaturas muy elevadas a la salida de humos, que pueden llegar hasta los 120 ºC.

Beneficios de las calderas de condensación

La condensación es esta clase de calderas proporciona que la evacuación de los humos sea más segura, registrando temperaturas relativamente bajas de hasta 45 ºC y, a su vez, pudiendo recuperar parte de la energía. Con esta recuperación de energía, las calderas de condensación pueden ahorrar entre el 25 – 30% del consumo de combustible.

Otro aspecto positivo de las calderas de condensación es a la hora del mantenimiento, pues son calderas de mantenimiento escaso, e incluso algunas marcas y modelos advierten al propietario de cuando les toca realizar una revisión.

Estas ventajas tecnológicas proporcionan eficiencia en los sistemas de calefacción con calderas de condensación. Las revisiones de las calderas de condensación tanto domésticas como industriales son muy importantes. Una caldera bien cuidada y con un mantenimiento anual adecuado puede durar aproximadamente 15 años en funcionamiento.

La mejor caldera de condensación actual

Una de las mejores calderas de condensación del 2020 es la caldera de gas ARISTON CLAS INE 24 FF EU 0 35 FF. Es una caldera de condensación con un diseño exclusivo con función auto y función confort, con una clase de eficiencia energética de AA y un caudal de agua caliente sanitaria (ACS) de 14,5 litros.

Tecnigrado ofrece un contrato de mantenimiento con revisión anual para mantener las calderas de condensación en buen estado, tanto para particulares como para administradores de fincas y empresas, garantizando la vida útil de éstas y del propio sistema de calefacción.

Comparte
06 ago

Cómo combatir la legionella en las torres de refrigeración

Llegó el verano y con él, el calor. Temido para algunos y ansiado por tantos otros. El calor sofocante hace que queramos encender a nuestro mejor amigo durante esta época: el aire acondicionado. Sin embargo, en este preciso momento en el que nos encontramos todavía en plena contención del coronavirus Covid-19, debemos ser cuidadosos con cualquier equipo que mueva el aire interior, especialmente en aquellas instalaciones que disponen de torres de refrigeración.

Legionella y torres de refrigeración

Estas torres de refrigeración pueden provocar brotes de legionella y durante la época más calurosa del año es muy importante llevar a cabo un correcto mantenimiento y el tratamiento de las aguas en la torre de refrigeración. Para mantener estas instalaciones bajo control y libres de posibles brotes de legionella, es esencial un buen mantenimiento anual y especialmente durante la época de verano para evitar la proliferación de la bacteria de la legionella.

Principales causas de un brote de legionella en sistemas de refrigeración

Para que se produzca un brote epidémico de legionella procedente de estos equipos de refrigeración, se debe dar una alineación de factores tales como;

      • Que exista una concentración elevada de la bacteria en el sistema del equipo.
      • El incumplimiento del control de prevención provocando un crecimiento exponencial y su dispersión.
      • La evacuación o descarga de corriente de aire con aerosoles contaminantes.
      • Concentraciones suficientes con micro-gotas de aerosoles que puedan ser inhalados.

Acciones de mantenimiento para evitar brotes de legionella

Para evitar esta alineación de sucesos, debemos actual bajo normativa con;

      • Un buen mantenimiento anual, esencial para mantener un sistema limpio y bajo control.
      • El control del agua de recirculación, teniendo en cuenta que el agua recirculada es utilizada para equilibrar esas pérdidas por evaporación o bien por la purga del sistema.
      • Tratamiento de las aguas, con un control biológico, control de materia en suspensión, parámetros químicos como la dureza o turbidez del agua.

Mantenimiento del aire acondicionado

Para poder llevar a cabo todas estas tareas se necesita una empresa y un servicio técnico de mantenimiento con las respectivas titulaciones y certificados y poder manipular estos equipos de refrigeración en condiciones seguras y óptimas. Existen avances tecnológicos que pueden facilitar estas tareas de mantenimiento, como por ejemplo;

      • El purgado automático.
      • Un sistema de control bacteriológico.
      • Separadores de gotas de alta eficacia.

Si dispones de un equipo de aire acondicionado y necesitas llevar a cabo las recomendables tareas de mantenimiento para asegurar un correcto funcionamiento y evitar la acumulación de bacterias, incluida la legionella, en Tecnigrado podemos ayudarte.

Comparte
23 jul

Guía oficial sobre recomendaciones de mantenimiento en sistemas de climatización

En el artículo anterior mencionábamos la importancia de un buen mantenimiento en sistemas de climatización, ya que los expertos de organismos nacionales e internacionales han indicado que podría ayudar a la prevención de la transmisión del coronavirus en edificios, locales y establecimientos de toda clase.

 

Guía elaborada por el IDAE para el mantenimiento en sistemas de climatización

Así que hoy, en el presente artículo explicaremos los puntos más importantes de esta guía emitida por el gobierno de España a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) en la que se señalan las principales recomendaciones de operación y mantenimiento en sistemas de climatización y ventilación de edificios y locales para la prevención de la propagación del coronavirus.

Los criterios tomados son coherentes y se complementan con los principios establecidos por el Ministerio de Sanidad sobre:

  • Medidas higiénicas y buenas prácticas en los centros de trabajo para la prevención de contagios.
  • Actuación de los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al coronavirus.

Dado que los edificios y locales comerciales son puntos críticos de contagios masivos, una manera de reducir los posibles contagios entre personas es seguir las pautas indicadas por las autoridades sanitarias.

Para aquellos edificios con sistemas de climatización será necesario realizar un estudio de la instalación, y adecuar su funcionamiento para que éstos actúen como una medida de prevención contra contagios.

 

Recomendaciones oficiales de mantenimiento

La guía nos propone un total de 17 recomendaciones para impulsar las actuaciones de mantenimiento en sistemas de climatización y ventilación para evitar la transmisión del coronavirus. Estas recomendaciones son de contexto temporal y excepcional, en el que se prioriza la seguridad de los usuarios ante el contagio sobre el bienestar térmico y la eficiencia energética. Éstas son algunas de ellas:

  • Caudal mínimo de aire exterior

Es necesario comentar que el parámetro más importante en la ventilación es la renovación de aire por ocupante. Se recomienda un mínimo de 12,5 l/segundo por ocupante e incluso para establecimientos comerciales. Dicho valor lo establece el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE) IDA 2; corresponde a un aire de buena calidad. Esta medida solo será posible si se dispone de unidades de tratamiento específicas de aire interior.

En el caso de ser posible, se trabajará en dos direcciones; aumentar la ventilación o reducir los ocupantes (aforo). Será necesario recalcular la ocupación máxima de los espacios en base a la ventilación por ocupante.

  • Verificación de Caudales

Es necesario verificar todos los equipos encargados de la renovación de aire trabajen en sus condiciones nominales de diseño y que las posibles perdidas de carga sean mínimas. Para los motores con variador de frecuencia, se deberá observar si está trabajando a las condiciones previstas de servicio, garantizando el caudal de ventilación.

  • Modificar Control para Aumentar la Ventilación

En aquellas instalaciones que poseen sistemas específicos de calidad de aire, se recomienda desconectarlos dando prioridad al uso continuado y a máximo caudal del sistema. En horario laboral, se recomienda trabajar con el caudal máximo que permita el sistema durante dos horas antes/después de la apertura/cierre del centro. Para el resto de las horas se recomienda mantener el sistema funcionando a bajo caudal, pero nunca por debajo del 25% del caudal nominal.

  • Reducir o Eliminar en lo Posible la recirculación de Aire en los equipos

Para aquellas instalaciones con recirculación de aire, siempre que sea posible por las condiciones de operación, se cerrarán las compuertas de recirculación trabajando con aire exterior. Para sección freecooling se pasará directamente a modo 100% aire exterior.

  • Recuperadores de Calor

En aquellos recuperadores rotativos se recomienda realizar una inspección previa antes de ponerlo en funcionamiento. Se comprueba el estado de la sección de recuperación en cuanto a fugas y by-pass de partículas.

  • Aumento de Ventilación Natural

Si el edificio en origen no dispone de sistemas de ventilación mecánica, se recomienda la apertura de ventanas accesibles, aunque genere cierta incomodidad por corrientes de aire o contaminación acústica.

  • Temperaturas de consigna habituales

Se recomienda no cambiar los puntos de consigna de calefacción y refrigeración.

 

Para aquellas instalaciones con unidades terminales con recirculación de aire en instalaciones dotados de ventilación exterior, es recomendable que los ventiladores de las unidades interiores terminales como fancoils, unidades exteriores de expansión directa, unidades tipo splits, funcionen solidariamente con el horario de los sistemas de ventilación mecánica.

 

Desde Tecnigrado queremos comunicar que seguimos trabajando con total seguridad y priorizando tanto la salud de nuestros clientes como la salud de nuestro equipo de trabajadores. Puedes visitar esta página para conocer en detalle nuestros contratos de mantenimiento en sistemas de climatización para empresas y contactarnos para cualquier consulta a través de nuestra página web.

Comparte
25 jun

Posibles defectos en instalaciones térmicas durante el confinamiento

Desde que se decretó la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus COVID-19, muchos establecimientos con instalaciones térmicas han permanecido clausurados o parcialmente parados y sin haber realizado las necesarias tareas de mantenimiento. Y es que es importante recordar que las instalaciones térmicas necesitan de un mantenimiento constante para su buen funcionamiento.

En el artículo de hoy hablaremos de los posibles defectos que se han podido producir durante este tiempo sin mantenimiento a lo largo del periodo de confinamiento.

 

Puntos clave en instalaciones térmicas según tipología

En aquellas instalaciones térmicas con calderas de tiro natural pueden haberse visto afectadas por:

  • Suciedad de toberas de quemadores, provocando mala combustión, exceso de partículas en la cámara y en el ambiente.
  • Corrosión en puntos débiles.
  • Suciedad en el quemador procedente del shunt provocando una mala combustión.

Para instalaciones térmicas con calderas estancas:

  • Intercambiadores de calor sulfatados y con mala combustión.
  • Calderas instaladas en el exterior que se hayan visto obstruidas por nidos.
  • Intercambiadores con suciedad incrustada y que provocan llamas amarillentas.
  • Inyectores obstruidos por suciedad acumulada.

Para instalaciones térmicas con calderas estancas bajo NOx:

  • Suciedad en toberas, provocando una mala combustión.

Para instalaciones térmicas con calderas estancas y un sistema de condensación en un intercambiador inox:

  • Intercambiador con suciedad causando problemas de condensación.
  • Obstrucción en los condensados.

 

Defectos causados por la falta de mantenimiento

La mayoría de los problemas pueden provocar una mala combustión y, a su vez, que la salida de los productos de la combustión se vea afectada gravemente. Aquellos orificios y tapones que hayan sido manipulados previamente pueden provocar peligros potenciales de intoxicación.

En el caso de las chimeneas que se han visto afectadas por la falta de mantenimiento, pueden provocar también riesgos de intoxicación.

En instalaciones con bombas de calor, los problemas más frecuentes nos los podremos encontrar en las unidades exteriores, con problema de insectos provocando un mal funcionamiento o incluso cortocircuito en las placas de dichas unidades.

 

En Tecnigrado advertimos de la necesidad de realizar una inspección y puesta en marcha de todas aquellas instalaciones que hayan estado paradas durante largos periodos de tiempo. Dichas revisiones y puestas en marcha ayudarán a encontrar defectos provocados por el parón con el fin de evitar cualquier catástrofe. No te olvides, desde Tecnigrado ofrecemos un mantenimiento de instalaciones térmicas para particulares, administradores y empresas.

Comparte
23 abr

La importancia del mantenimiento de instalaciones térmicas en edificios

En Tecnigrado conocemos bien lo importante que es mantener y realizar un buen mantenimiento de instalaciones térmicas. De hecho, cualquier tipo de instalación ya sea pequeña o grande, necesita mantenimiento. Para aquellos edificios con calefacción central y ACS (Agua Caliente Sanitaria) necesitan un mantenimiento específico, proporcionando seguridad y un buen funcionamiento de los equipos.

Para realizar este mantenimiento, el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE) contiene una instrucción técnica (IT3), la cual obliga a diseñar programas específicos de mantenimiento de las tareas necesarias, así como del procedimiento de documentación y archivos de cualquier actuación preventiva y reparación que tenga lugar en la instalación. Con ello se justifica cualquier intervención o modificación en la instalación y, a su vez, que cumpla con las exigencias establecidas en el mencionado RITE.

Como hemos comentado anteriormente, toda instalación térmica necesitará un plan de mantenimiento, siendo el primero de ellos el conocido como “plan de mantenimiento preventivo” o PMP.

El plan de mantenimiento preventivo para instalaciones térmicas

Para la configuración del PMP se debe tener en cuenta lo siguiente:

  1. Recopilación de información técnica: El conocimiento de una instalación térmica, sea cual sea suele ser básico. Es necesario realizar visitas, tantas como sea necesario, conocer cada parte de la instalación. También es esencial obtener toda la información técnica disponible.
  2. Inventario de la instalación: Una vez analizada la documentación técnica disponible, otro aspecto esencial para conocer bien la instalación es realizar un inventario. Con la finalidad de verificar que todos los equipos mencionados en la documentación existen en la instalación. Por ello, es necesario localizar e identificar los componentes con un “descriptivo técnico”.
  3. Cumplimiento de ficha técnica: De forma paralela y simultanea a la configuración del inventario, se realiza una ficha técnica, la cual debe contener, como mínimo:

 

  • Identificación del equipo en cada sistema y función.
  • Datos y características técnicas de cada elemento (datos del fabricante).
  • Componentes singulares que lo configuran.
  • Frecuencia de revisión que se le asigne, según fabricante, o bien, según los protocolos de mantenimiento que se le apliquen.
  • Características del estado en el que se encuentran los componentes de la instalación.

 

  1. Selección de gamas o protocolos: Para la identificación de estos protocolos específicos deberán revisarse las gamas genéricas, recogidas en la guía técnica de mantenimiento. Como complemento de los protocolos de revisiones de mantenimiento preventivo propuestos se deberán planificar las actuaciones de mantenimiento.
  2. Adaptaciones de intervenciones y frecuencias: Es previsible que, en una instalación real y concreta, no se utilicen algunos elementos que se incluyen en el Capítulo 4. Consecuentemente, los técnicos encargados de la confección del PMP específico deberán tomar las gamas genéricas propuestas como guía, y seleccionar y adaptar las tareas y sus frecuencias a las características necesarias de cada instalación.
  3. Planteamiento del servicio: Cumplimentando las fases anteriores, se puede tener un plan de mantenimiento, que constituye el soporte básico de un PMP.
  4. La determinación de tiempos de intervención, para ello, los técnicos deberán definir la dedicación de tiempo necesaria para cada trabajo, de forma unitaria, así como la categoría del personal de servicio que deba cumplimentarlo.
  5. Organización de los recursos técnicos: la organización de los recursos técnicos, humanos y materiales que se aplicarán a cada servicio deberá quedar reflejada en el PMP.

Estos son las actuaciones que se deben llevar a cabo para realizar un mantenimiento correcto de las instalaciones térmicas, y Tecnigrado con su experiencia desde hace 45 años en el sector puede ofrecer un mantenimiento eficaz y seguro.

Comparte
16 ene

La esperanza de vida promedio de una caldera

La esperanza de vida promedio de una caldera

El promedio de vida de una caldera dependerá mucho de la marca. El promedio de vida de una caldera estándar normal está entre 10 y 15 años, si haces un buen mantenimiento anualmente (revisiones). Las calderas eléctricas tienen un promedio de vida de entre 8 y 10 años. Por otro lado, una caldera de alta gama y con un mantenimiento anual, puede llegar a durar 20 años o más.

Factores que reducen el promedio de vida de la caldera

La corrosión ayuda bastante a reducir el promedio de vida de las calderas. Estos elementos corrosivos atacan al equipo, reduciendo así la eficiencia de la caldera, quedando dañada parcialmente (necesitando constantemente arreglos) o dañada en su totalidad (teniendo que cambiar y comprar otra caldera).

 

Desde Tecnigrado recomendamos:

  • Comprar una caldera fiable (podemos ofrecerte asesoramiento personalizado); es una excelente forma de garantizar que la caldera siga funcionando durante un periodo de tiempo valioso.
  • Mantenimiento; tener un servicio anual de revisión, garantiza un chequeo anual y un buen funcionamiento de la caldera.
  • Tanto el instalador/mantenedor o servicio de reparación SAT, deben ser técnicos cualificados.
  • Control de cambios inusuales en el caso de observar funciones o posibles fallos.
  • En el caso de observar un funcionamiento extraño de la caldera, no es bueno posponer una reparación. Tecnigrado ofrece un servicio de mantenimiento y reparación.

 

Otro aspecto importante es el tamaño de la caldera. Si la caldera está sobredimensionada su promedio de vida se verá reducido. ¿Por qué?

  • Si la caldera es demasiado grande, calentará la casa o el piso muy rápidamente y se apagará. El hecho de estar encendiéndose y apagándose constantemente hará desgastar los motores y otros componentes de la caldera. El hecho de tener una caldera sobredimensionada puede provocar constantes pérdidas en el sistema o puntos calientes y fríos.
  • Si la caldera es demasiado pequeña, estará encendida constantemente, causando tensión innecesaria en los motores y otros componentes de la caldera. Teniendo una caldera de un tamaño más pequeño, la casa o el piso nunca estará a la temperatura deseada y en esos días de mucho frío la caldera estará trabajando durante todo el día.

 

Tecnigrado ofrece un servicio de mantenimiento y revisión anual y con ello su caldera estará segura.

Comparte
05 sep

¿Qué es una torre de refrigeración o enfriamiento?

Las torres de refrigeración o torres de enfriamiento de agua son equipos que basan su funcionamiento en el principio del enfriamiento evaporativo, que se aplica en la industria desde hace más de 100 años. El enfriamiento evaporativo es un proceso natural que utiliza el agua como refrigerante y que se aplica para transmitir a la atmósfera el calor excedente de diferentes procesos y máquinas térmicas.

A grandes rasgos, los equipos de enfriamiento evaporativo, como las torres de refrigeración, incorporan: una superficie de intercambio de calor y masa humedecida mediante un dispositivo de distribución de agua, un sistema de ventilación (natural o forzada) encargado de favorecer y, en su caso, forzar el paso del aire ambiente a través del relleno de intercambio de calor y masa, y diferentes componentes auxiliares tales como una balsa colectora de agua, bomba de recirculación, separadores de gotas e instrumentos de control.

¿Cómo funciona una torre de refrigeración?

El funcionamiento de una torre de refrigeración se basa en los principios de la refrigeración evaporativa:

Las torres de refrigeración enfrían el agua caliente pulverizándola en forma de lluvia de gotas que caen en un entramado o relleno intercambiador (un conjunto de finas láminas de PVC colocadas de forma específica) donde se refrigeran por medio de una corriente de aire, que fluye en sentido contrario, cayendo el agua ya refrigerada a un depósito que la recoge y que, en su caso será distribuida por un circuito.

El aire entra por las aberturas inferiores que se encuentran por encima del depósito de agua y atraviesa la torre de abajo a arriba.  Esta entrada de aire puede producirse de forma natural en las torres de tiro natural o de forma forzada a través de ventiladores estratégicamente colocados, tal y como explicaremos más adelante cuando hablemos de los tipos de torres que existen.

La transferencia de calor se produce cuando el agua (a mayor temperatura) y el aire (a menor temperatura) confluyen en el relleno de la torre, en el que tiene lugar el intercambio térmico entre los dos fluídos. Este relleno tiene la finalidad de aumentar la superficie y el tiempo de contacto entre el aire y el agua fomentando la eficiencia del enfriado. Al evaporarse, el agua toma el calor que necesita del resto del agua circulante, enfriándola.

En este proceso se evapora aproximadamente un 1% del caudal total de agua por cada 7 ºC de refrigeración. Este agua que sale de la torre evaporada es filtrada a través del llamado “separador de gotas”. Este es uno de los elementos más importantes para la seguridad de una torre de refrigeración, ya que evita el riesgo de que agua contaminada por la bacteria Legionella salga libremente al exterior. Este elemento, que cuenta con pérdidas inferiores al 0.002%, reduce de manera eficiente la expulsión de agua a la atmósfera tal como dicta la norma UNE 100030/2017. Según esta norma y por seguridad, los separadores de gotas deben ser sustituidos cada 10 años.

El resto del agua refrigerada se deposita en una balsa que la envía a un circuito que empleará este agua refrigerada en distintas aplicaciones (climatización, unidades de tratamiento de aire, procesos industriales, etc.)

 

En Tecnigrado realizamos mantenimientos de prevención de legionelosis en este tipo de instalaciones. Si necesitas más información puedes ponerte en contacto con nosotros.

Comparte
22 dic

Averías de termo eléctrico: guía de las más comunes

Un termo eléctrico es un sistema que, sin necesidad de ventilación, chimeneas o salidas de gases, provee de agua caliente sanitaria utilizando resistencias eléctricas. El termo recoge el agua fría de la red sanitaria y, mediante una resistencia eléctrica, es capaz de calentarla hasta temperaturas de 60 ºC. Este proceso puede tardar unas horas hasta que el termo consigue alcanzar su capacidad total de acumulación, que puede ir desde los 15 a los 200 litros.

Guía de averías más comunes en calderas

Una vez definido el termo eléctrico, vamos a realizar una guía de las averías más frecuentes de estos sistemas, explicándolas y tratando de darles solución.

Goteo de agua en termos eléctricos

Para empezar, una de las averías que podemos encontrar en nuestro termo eléctrico es el goteo del agua. El primero de los casos que vamos a analizar es cuando el goteo se da a través de la brida del termo. En este caso la solución más habitual suele ser un recambio de brida, resistencia y ánodo, ya que estas piezas forman un conjunto. Por otro lado, si el goteo se da por cualquier otra parte del termo, el origen puede deberse a la corrosión por un mal mantenimiento. La solución a este problema es sustituir el termo completo, ya que la avería no se puede reparar. Para evitar este tipo de percances es importante realizar un correcto mantenimiento de nuestro equipo, y cambiar el ánodo cada año para proteger al equipo de la corrosión.

Otra de las averías relacionada con el goteo es la pérdida de agua por la válvula de seguridad. Esto ocurre cuando la presión dentro del termo es demasiado elevada, y es una medida de seguridad para que el calderín soporte más presión de la que puede. El motivo de esta avería suele venir por un exceso de presión en la red de aguas de la vivienda, por lo que la solución habitual es la instalación de una válvula reductora de presión en el propio domicilio.

Salta el diferencial de la vivienda

Seguimos con la siguiente avería común en este tipo de calentadores, que se da cuando al utilizarlo, el diferencial que controla tanto la potencia utilizada como las averías eléctricas salte. Descartando que se trate de un exceso de consumo, el caso más habitual es que la resistencia haya entrado en contacto con el agua, causando el fallo. Esto puede ocurrir porque la vaina que protege la resistencia esté perforada, causando que el agua se filtre y se toque la resistencia. Lo más común en estas situaciones es la sustitución de la resistencia dañada.

Al igual que ocurre con la resistencia, también puede pasar que el termostato sea el que esté entrando en contacto con el agua, por lo que en este caso habría que sustituir el termostato.

El termo eléctrico no calienta

Lo más común en estos casos es que el termo esté fallando por una avería de la resistencia, en cuyo caso se habría de sustituir. Aunque este no es el único origen del problema, ya que la avería también puede ser debida a un fallo en el termostato, en el relé térmico de seguridad o en la sonda térmica de temperatura, por lo que un técnico deberá de realizar el diagnóstico de nuestro termo. Lo que sí que podemos hacer nosotros, tal y como hemos dicho anteriormente, es llevar un correcto mantenimiento del sistema, realizando revisiones anuales. De no hacerlo, la cal podría deteriorar en gran medida nuestro termo, provocando una reducción considerable en su vida útil.

No se enciende la luz del piloto

El motivo por el que no se enciende la luz del piloto puede ser porque hay termostatos que tienen otro termostato interno rearmable, que en caso de sobrecalentamiento salta, y corta permanentemente la alimentación de las resistencias. Para corregirlo, únicamente deberíamos, a través de una pequeña ranura que el termostato lleva, introducir un objeto pequeño punzante hasta escuchar un suave “click”. Esto indica el rearme de la pieza interna, y su vuelta al normal funcionamiento.

En caso de que la avería persista, puede deberse a que el termostato esté detectando alguna avería interna, por lo que es recomendable revisar el termo para descartar averías debidas a la calcificación.

Poca cantidad de agua caliente

En caso de que nuestro termo esté funcionando, pero, a la hora de abrir el grifo, nosotros tengamos un caudal muy pequeño de agua caliente, podemos estar ante una pérdida de presión en las tuberías de nuestra vivienda. Si este es el caso, debemos hablar con un fontanero para que solucione nuestra avería.

Averías en bomba de calor

Cada vez es más frecuente utilizar bombas de calor para sustituir a los termos eléctricos. Por ello, también vamos a nombrar de forma breve las averías que podemos encontrar en este tipo de equipos. Por un lado, la primera de las averías más comunes de estos equipos son los fallos del ventilador. El segundo tipo de averías más comunes tienen que ver con la regulación del sistema. Por último, aunque esto es menos probable, puede ocurrir también una fuga del gas refrigerante.

Fuente: Calor y frío 

Queremos mantenerte informado de todo. Visita nuestro blog
o navega por nuestra web.

Comparte

© 2019 Tecnigrado. Creado por BCM Marketing


Las cookies técnicas son estrictamente necesarias para que nuestra página web funcione y puedas navegar por la misma. Este tipo de cookies son las que, por ejemplo, nos permiten identificarte, darte acceso a determinadas partes restringidas de la página si fuese necesario, o recordar diferentes opciones o servicios ya seleccionados por ti, como tus preferencias de privacidad. Por ello, están activadas por defecto, no siendo necesaria tu autorización al respecto. A través de la configuración de tu navegador, puedes bloquear o alertar de la presencia de este tipo de cookies, si bien dicho bloqueo afectará al correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.


Las cookies de análisis nos permiten estudiar la navegación de los usuarios de nuestra página web en general (por ejemplo, qué secciones de la página son las más visitadas, qué servicios se usan más y si funcionan correctamente, etc.). A partir de la información estadística sobre la navegación en nuestra página web, podemos mejorar tanto el propio funcionamiento de la página como los distintos servicios que ofrece. Por tanto, estas cookies no tienen una finalidad publicitaria, sino que únicamente sirven para que nuestra página web funcione mejor, adaptándose a nuestros usuarios en general. Activándolas contribuirás a dicha mejora continua. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


Las cookies de funcionalidad nos permiten recordar tus preferencias, para personalizar a tu medida determinadas características y opciones generales de nuestra página web, cada vez que accedas a la misma (por ejemplo, el idioma en que se te presenta la información, las secciones marcadas como favoritas, tu tipo de navegador, etc.). Por tanto, este tipo de cookies no tienen una finalidad publicitaria, sino que activándolas mejorarás la funcionalidad de la página web (por ejemplo, adaptándose a tu tipo de navegador) y la personalización de la misma en base a tus preferencias (por ejemplo, presentando la información en el idioma que hayas escogido en anteriores ocasiones), lo cual contribuirá a la facilidad, usabilidad y comodidad de nuestra página durante tu navegación. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


Las cookies de publicidad nos permiten la gestión de los espacios publicitarios incluidos en nuestra página web en base a criterios como el contenido mostrado o la frecuencia en la que se muestran los anuncios. Así por ejemplo, si se te ha mostrado varias veces un mismo anuncio en nuestra página web, y no has mostrado un interés personal haciendo clic sobre él, este no volverá a aparecer. En resumen, activando este tipo de cookies, la publicidad mostrada en nuestra página web será más útil y diversa, y menos repetitiva. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


Las cookies de publicidad comportamental nos permiten obtener información basada en la observación de tus hábitos y comportamientos de navegación en la web, a fin de poder mostrarte contenidos publicitarios que se ajusten mejor a tus gustos e intereses personales. Para que lo entiendas de manera muy sencilla, te pondremos un ejemplo ficticio: si tus últimas búsquedas en la web estuviesen relacionadas con literatura de suspense, te mostraríamos publicidad sobre libros de suspense. Por tanto, activando este tipo de cookies, la publicidad que te mostremos en nuestra página web no será genérica, sino que estará orientada a tus búsquedas, gustos e intereses, ajustándose por tanto exclusivamente a ti. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.
Para que lo entiendas de manera muy sencilla, te pondremos un ejemplo ficticio: si tus últimas búsquedas en la web estuviesen relacionadas con literatura de suspense, te mostraríamos publicidad sobre libros de suspense. Por tanto, activando este tipo de cookies, la publicidad que te mostremos en nuestra página web no será genérica, sino que estará orientada a tus búsquedas, gustos e intereses, ajustándose por tanto exclusivamente a ti. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.

GUARDAR

Bienvenida/o a la información básica sobre las cookies de la página web responsabilidad de la entidad: TECNIGRADO S.L.
Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en tu ordenador, “smartphone” o tableta cada vez que visitas nuestra página web. Algunas cookies son nuestras y otras pertenecen a empresas externas que prestan servicios para nuestra página web.
Las cookies pueden ser de varios tipos: las cookies técnicas son necesarias para que nuestra página web pueda funcionar, no necesitan de tu autorización y son las únicas que tenemos activadas por defecto. El resto de cookies sirven para mejorar nuestra página, para personalizarla en base a tus preferencias, o para poder mostrarte publicidad ajustada a tus búsquedas, gustos e intereses personales. Puedes aceptar todas estas cookies pulsando el botón ACEPTAR o configurarlas o rechazar su uso clicando en el apartado CONFIGURACIÓN DE COOKIES.
Si quieres más información, consulta la POLÍTICA DE COOKIES de nuestra página web.