03 dic

Caldera, calentador o termo eléctrico: Cómo generar agua caliente en casa

Existen tres sistemas diferentes que nos permiten generar agua caliente sanitaria (ACS) de forma instantánea y según nuestras necesidades en el hogar.

Sistemas para obtener agua caliente en casa

La gran mayoría de hogares utilizan el sistema de una caldera porque puede realizar dos funciones independientes; Calentar nuestra casa en invierno y suministrar agua caliente, aunque durante los meses más calurosos del año solamente la utilizaremos para generar agua caliente sanitaria.

El segundo sistema que puede ofrecernos agua caliente sanitaria en casa es el calentador, cuya única función es calentar el agua por medio de un circuito de combustión. Ésta puede ser por gas natural, propano o butano, aunque también existen calentadores eléctricos. El gran inconveniente de los calentadores es que están limitados por los litros al minuto que pueden llegar a soportar. Por este motivo, es necesario saber el número de individuos que viven en casa y todos aquellos puntos de consumo de agua caliente. Es importante señalar que habitualmente se utilizan calentadores con suministro de gas natural.

El tercer sistema y no por ello el menos indicado es el termo eléctrico, en el caso de no tener toma de gas natural en nuestra casa es una muy buena opción. De funcionamiento sencillo, con acumulación de agua en método BATCH, la calienta y la mantiene a la temperatura de set up inicial. El gran inconveniente es, cuando los litros que estaban caliente has sido gastados, tenemos que esperar a que el termo llene el depósito y lo caliente a la temperatura deseada.

Qué sistema es mejor

Por lo normal, siempre es necesario tener en cuenta una sobredimensión de los litros que necesitamos, una sobredimensión no muy exagerada.

Por ejemplo, un piso en el cual viven dos personas y, cada individuo al ducharse consume alrededor de 30 litros de agua caliente, para no quedarse corto y terminar duchándose con agua fría es necesario tener un calentador de unos 80 litros. Esto implica una gran desventaja; el calentador consume mucha electricidad cuando tiene que calentar el agua. Sin embargo, tiene varias ventajas, pues su instalación es bastante sencilla y su mantenimiento es muy reducido.

En Tecnigrado conocemos todas las peculiaridades de estos tres sistemas y no nos cansamos de recordar que no solamente es necesario realizar un mantenimiento para el sistema de caldera, pues es igualmente importante llevar a cabo un mantenimiento en calentadores y termos eléctricos.

Si necesitas o te interesa recibir más información acerca de nuestros contratos de mantenimiento para particulares, no dudes en llamar o ponerte en contacto con nosotros.

Comparte
19 nov

Cómo mantener tu caldera en óptimas condiciones

En Tecnigrado os ofrecemos algunos consejos para el mantenimiento de tu caldera en óptimas condiciones y poder disfrutar durante todo el año, y en especial en invierno, del confort de un buen sistema de calefacción y de agua caliente sanitaria (ACS).

¿Os ha pasado alguna vez encender la calefacción y que la temperatura de casa no sea la deseada? ¿O que tardase mucho en calentar? ¿Que el agua caliente no salga caliente? ¿Los radiadores están parcialmente o completamente fríos?

Estos pequeños problemas, causados posiblemente por la falta de un mantenimiento periódico de la caldera, pueden causar grandes males durante la época de invierno aunque pueden ser solucionados ante todo con un mantenimiento anual.

Mantenimiento anual de calderas para particulares

Los mantenimientos anuales permiten un servicio de acción con el objetivo de preservar o reparar para que en este caso la caldera pueda funcionar óptimamente a lo largo de todo el año.

Por este motivo, no solo es importante seguir los consejos que os vamos a ofrecer, también es esencial que la caldera sea revisada anualmente por un especialista en el mantenimiento de calderas que pueda asegurar la buena combustión del quemador y asegurarse que el sistema funciona correctamente.

Tecnigrado te ofrece un contrato de mantenimiento anual para tu caldera y así puedes estar tranquilo al saber que tienes la caldera en correcto funcionamiento tanto para agua caliente como para calefacción.

Consejos para el mantenimiento de tu caldera

Los consejos que ofrecemos para poder tener un confort durante la época de invierno gracias a tu caldera son:

  1. En el caso de tener rejillas de aire, es esencial mantenerlas limpias y que no estén bloqueadas.
  2. Observar si la presión de la caldera es la correcta para su funcionamiento. La presión debe estar entre 1.2 y 1,6 bares. Si la presión del sistema es mayor, es necesario purgar alguno de los radiadores para reducir la presión. Por lo contrario, si la presión es más baja, solo se necesita abrir un poco la llave del agua para que la presión aumente dentro permitiendo que llegue más agua al circuito.
  3. Mantener una temperatura adecuada; este parámetro es crucial para nuestro propio confort. Se recomienda que la temperatura de casa se mantenga a 18-19°C si no estás en ella o cuando estamos durmiendo. Pero cuando estamos en casa, se recomienda no superar una temperatura de 21°C. Eso hará que la diferencia de temperatura no sea tan grande y que la caldera no tenga que trabajar durante mucho tiempo. El gasto en calefacción un 7% u 8% cada grado por encima de la temperatura ambiente que necesitamos.

Es necesario ser consciente de que tener una temperatura en casa demasiada elevada, aparte de que nos costará mucho dinero, notaremos muchísimo más la diferencia de temperatura con el exterior y nunca estaremos conformes.

Comparte
05 nov

Métodos de transferencia de calor en calefacción

En el artículo de hoy del blog de Tecnigrado queremos hablar de los diferentes métodos de transferencia de calor existentes y cómo se aplican al sistema de calefacción tanto en instalaciones domésticas como industriales.

Existen tres principales métodos de transferencia de calor en los sistemas de calefacción; conducción, convección y radiación.

Transferencia de calor por conducción

La transferencia de calor en sistemas de calefacción vía conducción necesita un medio para poder realizar dicha transferencia. Este material puede ser sólido, líquido o gas. Si la conducción se hace mediante sólidos, y la temperatura en una parte determinada del material aumenta por transferencia de calor, quiere decir que la energía interna en esa parte ha sido aumentada. Las moléculas presentes en esa parte del material están en vibración moviéndose de un lado para otro e interactuando con el medio y colisionando con moléculas próximas, transfiriendo esa energía al resto del cuerpo.

Como ejemplo tenemos los tubos de cobre en las instalaciones de calefacción. Este material es un buen conductor del calor, pero el calentar completamente el tubo sería imposible sin otro elemento esencial pudiendo ser líquido o gas.  Para líquido o gas la distancia entre las moléculas es mayor en comparación que con los sólidos, por ello, haciendo circular agua caliente por el interior del tubo de cobre.

Transferencia de calor por convección

La transferencia de calor en sistemas de calefacción por convección también necesita un medio para realizar la transferencia. La convección es el resultante del movimiento masivo de las moléculas del medio en un extremo de un cuerpo con la otra parte con una diferencia de temperatura entre los dos extremos de dicho cuerpo.

La convección solo ocurre en fluidos y se lleva a cabo mediante el agua que circula por el sistema. Siempre que tengamos convección tendremos un objeto o superficie sólidos en contacto con el líquido. En nuestra caldera se llevará a cabo una convección natural, ya que el movimiento del fluido es causado por fuerzas de flotabilidad que han sido inducidas por diferencia de densidades debido a la variación de temperatura.

Transferencia de calor por radiación

La transferencia de calor en sistemas de calefacción mediante radiación es el único método de los tres que no necesita o requiere un medio material. La radiación es una energía emitida por el material en forma de ondas electromagnéticas. La radiación térmica es una forma de radiación emitida por el cuerpo debido a la temperatura. Esta energía se emite a través de ondas electromagnéticas que pueden viajar a la velocidad de la luz, siendo el método más rápido. Podemos compararlo con los radiadores, cuya función es irradiar calor al ambiente.

De este modo, tenemos transferencia de calor en sistemas de calefacción por conducción (cobre), convección (agua) y radiación (energía). Esperamos que este breve artículo sobre los métodos de transferencia de calor existentes sirva de ayuda para comprender el funcionamiento de los sistemas de calefacción. Puedes realizar una consulta al equipo de Tecnigrado en cualquier momento y estaremos encantados de atenderte.

Comparte
22 oct

Cómo aprovechar al máximo la calefacción en casa

El frío invierno está a la vuelta de la esquina. La temperatura en el exterior empieza a bajar gradualmente o, en algunos momentos, drásticamente sin previo aviso. Esta bajada de temperaturas generalizada hace que el ambiente de nuestro hogar se vea también afectado,   disminuyendo en función de su eficiencia térmica. Es aquí donde entra en juego y con gran poder el termostato.

¿Es posible acelerar el calentamiento del hogar?

En casa podemos tener gente friolera y que le gusta tener temperaturas casi tropicales o, por lo contrario, podemos tener personas que con temperaturas más frías les sea agradable. Unos pasarán mucho calor en casa, mientras que los demás pasarán frío. Los cambios constantes en la temperatura de consigna en el termostato provocan un mayor gasto en el consumo de calefacción.

Por lo general, la mayoría de personas no conocen la forma más eficiente y más adecuada para calentar nuestras casas y aprovechar la calefacción. Es por ello que, en periodos de temperaturas gélidas, mucha gente puede preguntarse: ¿Debemos encender la calefacción al máximo durante todo el día? ¿Es necesario tener la calefacción encendida todo el día si no estamos en casa?

Para las personas más sensibles al frío, encender la calefacción a su máximo rendimiento puede parecerles la solución a su problema al acelerar el calentamiento de la casa. Sin embargo, la realidad es que esto no funciona así, y es que la caldera trabajará al mismo ritmo aunque se le haya dado una temperatura de 22 grados o de 30 grados.

Formas de aprovechar al máximo la calefacción

Para poder calentar nuestro hogar con rapidez existen varios métodos que pueden acelerar el proceso de calentamiento. Si se trata de un problema dificultad para alcanzar la temperatura deseada, es posible aumentar la temperatura de la caldera, haciendo que la temperatura del agua que circula por los radiadores se incrementa. Aunque se trata de una solución rápida y sencilla, no es del todo recomendable.

Aquellas habitaciones que dispongan de una mayor superficie, sí es recomendable cambiar los radiadores por otros de mayor potencia, hecho que les resultará más sencillo alcanzar la temperatura deseada en espacios más grandes.

La temperatura ideal para ser designada en el termostato de casa está entre los 20 grados y los 22 grados. Debemos pensar en la temperatura media que tenemos en el periodo de 24 horas. Es decir, si la temperatura de casa es constante de unos 21 grados, debemos mantener esa temperatura y dejar que no decaiga.

Uno de los trucos más recomendados es el de capturar energía calorífica del Sol en aquellas habitaciones en las que el sol incida durante un periodo de tiempo elevado. Cuando el Sol decae, debemos bajar persianas para no dejar escapar todo el calor retenido durante las horas más luminosas del día.

En Tecnigrado os ofrecemos consejos para mantener vuestra calefacción a punto para la temporada de invierno. Realizamos mantenimiento anual tanto para domésticos e industrial. Si queréis saber más, no dudéis en poneros en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderos.

NO dejes que el frío sea tu peor enemigo.

Comparte
08 oct

El sistema de refrigeración del Parlamento de Budapest

En Tecnigrado hemos decidido subirnos el DeLorean y viajar a mediados del siglo XIX. El trayecto nos dejará en la emblemática, romántica e histórica ciudad de Budapest, capital de Hungría.

¿Por qué hemos decidido viajar hasta Budapest y en ese siglo? Pues bien, toda persona que haya podido disfrutar de esta preciosa ciudad habrá visitado su magnifico y espectacular Parlamento. Este edificio fue diseñado por Emri Steindl, y construido entre 1885 y 1904. Se trata del edificio más grande de Hungría y también el de mayor altura. A su vez, tecnológicamente fue el más avanzado de su época en el ámbito de climatización. ¿Por qué decimos esto? Ahora lo sabréis.

Tras observar que durante la época estival era muy complicado mantener y controlar la temperatura en su interior y disponer de aire limpio, se instalaron dos balsas en el medio de la plaza para almacenar grandes cantidades de hielo. A su vez, se instalaron conductos de ventilación conectados a esas balsas de agua y hielo.

Para aquella época, este sistema de refrigeración y ventilación era el más avanzado, dado que el aire frío fluía por los conductos, previamente enfriado por el hielo y el agua, con el objetivo de ser conducido por túneles subterráneos hacia el interior del parlamento. Por increíble que parezca, este método se utilizó hasta el año 1994, cuando decidieron modernizar y remodelar la plaza donde se situaban las dos grandes balsas. Éstas se suprimieron, en parte por querer remodelar la plaza y también por las grandes toneladas de hielo que se utilizaban como sistema de refrigeración del edificio.

La remodelación del sistema de ventilación actual no dista mucho del diseño principal. Se instalaron grandes pozos de entrada de aire al lado de las paredes para mantener una temperatura equilibrada y refrigerar el edificio por medio mecánico. Actualmente se siguen utilizando los conductos y se mantienen las estancias frescas y ventiladas.

En Tecnigrado nos gusta la historia y aprender de ella para conocer cómo en momentos anteriores en la historia la humanidad ha diseñado, en este caso, diferentes sistemas de refrigeración en función de la tecnología disponible en cada momento.

Comparte
17 sep

Consejos para enfriar la casa sin aire acondicionado

Una vez superados los meses o semanas de calor más intensos del verano, en pleno mes de septiembre todavía sigue siendo habitual sufrir algunas jornadas de calor, especialmente en las horas centrales del día. En el artículo de hoy trataremos de ofrecer algunos consejos para enfriar nuestra casa u oficina sin la necesidad de utilizar aire acondicionado.

Siguiendo estos pequeños consejos, podremos lograr una temperatura óptima en nuestro hogar o área de trabajo al mismo tiempo que ahorraremos una buena cantidad de energía, haciendo más llevadera esta transición hasta el otoño cuando indudablemente las temperaturas volverán a relajarse.

¿Cómo enfriar nuestra casa sin aire acondicionado?

Algunos de los trucos que podemos implementar en casa para conseguir un ambiente más fresco y agradable durante los días calurosos son los siguientes:

  • Apagar, durante las horas centrales del día donde el calor aprieta de forma considerable, todos aquellos electrodomésticos que no sean estrictamente necesarios y que puestos en marcha irradian calor en el ambiente. Por ejemplo, mantener encendido al mismo tiempo el televisor, el lavavajillas y la plancha propicia irremediablemente un aumento de la temperatura interior del hogar.
  • Mantener una corriente de aire facilitando el paso del aire natural para suavizar la temperatura interior del hogar. Aunque los días pueden seguir siendo calurosos en el mes de septiembre, lo cierto es que la temperatura del aire resulta mucho más agradable que el que sufrimos diariamente durante las olas de calor estivales. Por esta razón, resulta imprescindible mantener las ventanas abiertas, siempre que sea posible, y facilitar de este modo el paso del aire de un lado a otro de nuestra casa.
  • Utilizar plantas de interior de hojas grandes y verdes para disminuir la temperatura interior de nuestro hogar u oficina. Además de decorar el interior de nuestro espacio, las plantas nos ayudan a generar un ambiente más fresco y húmedo y algunos inclusive son repelentes naturales de mosquitos, otro gran dolor de cabeza durante los meses más calurosos del año y que también sueles ser poco amigos del aire acondicionado. Si además tenemos la posibilidad de colocar plantas enredaderas alrededor de la fachada de nuestra casa, éstas ayudan a evitar la incisión de los rayos infrarrojos procedentes del Sol y mantienen la cubierta de casa fresca, facilitando de este modo que el ambiente de su interior no sea demasiado caluroso.
  • Bajar persianas y correr cortinas en las horas puntas de calor cuando la luz incesante del Sol golpee las ventanas de nuestro hogar. Aunque anteriormente hemos mencionado la necesidad de mantener una corriente de aire fresco en el interior del hogar, al mismo tiempo debemos evitar que la luz del Sol, en las horas más calurosas del día, penetre por las ventanas de la casa, pues no servirá absolutamente de nada mantener la ventana abierta si el calor solar entra al mismo tiempo y con bastante más fuerza. A media tarde, sin embargo, podemos volver a subir las persianas y abrir las cortinas para enfriar la casa.
  • Si aún siguiendo las recomendaciones anteriores sigues sufriendo de calor en tu hogar al no disponer de aire acondicionado, es muy probable que termines usando un ventilador. Incluso en este caso, siempre puedes hacer de este aparato algo así como un  aparato de aire acondicionado artesanal, te explicamos; Coloca un barreño o cuenco metálico con hielo y algo de sal frente al ventilador y sentirás como el aire que desprende el ventilador será ahora mucho más fresco, ayudando de esa forma a enfriar el hogar de forma mucho más rápida.

Esperamos que estos pequeños trucos y consejos sean de tu utilidad para terminar de superar los días más calurosos del año. Si por el contrario no te has podido resistir a instalar un sistema de aire acondicionado para enfriar tu casa, te recordamos que desde Tecnigrado ofrecemos un programa de mantenimiento de los equipos de aire acondicionado que te ayudará a prolongar la vida útil de tu equipo, a disminuir las averías y a reducir los gastos energéticos.

Comparte
09 sep

Aprobado el Real Decreto de contabilización de consumos individuales en instalaciones térmicas de edificios

El pasado mes de agosto, el Consejo de Ministros aprobó la popular “Ley de repartidores de costes”, por la cual se regula la instalación de contadores individuales en edificios con sistemas de calefacción y refrigeración central y que quedó publicada en el BOE con fecha 6 de agosto.

Instalación de repartidores de costes y contadores individuales

Esta nueva normativa, que llevaba en proceso de trámite legislativo desde hacía ya un año, ha sido aprobada tras la presión de la Unión Europea, que mantiene un procedimiento de infracción contra España desde 2015 por no haberla adoptado con anterioridad. El principal objeto de su aplicación es reducir el gasto energético de las viviendas y aumentar la autonomía de los usuarios para decidir de qué forma pueden optimizar su consumo y mejorar el confort de su hogar.

Dado que todos los edificios construidos con posterioridad a 1998 -con la aprobación del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE)- ya estaban obligados a instalar dispositivos de contabilización individuales o repartidores de costes, la normativa será de aplicación en edificios de mayor antigüedad al año mencionado. Sin embargo, quedan exentos de la obligación de instalar contadores individuales o repartidores de costes los edificios ubicados en las zonas más cálidas del país. Además, los consumidores con la condición de vulnerables podrán ser beneficiarios de ayudas directas para el cumplimiento de la normativa con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

Fechas límite de instalación para cumplir con la normativa de individualización de calefacción central

El presente Real Decreto 736/2020 establece un calendario gradual para el cumplimiento de sus obligaciones hasta el año 2022. Concretamente, la norma establece dos plazos: en primer lugar, una fecha límite para obtener al menos un presupuesto estandarizado; y, en segundo lugar, una fecha límite para disponer de una instalación activa de repartidores de costes o contadores individuales, que será siempre 15 meses después.

Los límites temporales para obtener al menos un presupuesto acreditativo son los siguientes:

  • 1 de febrero de 2021, para edificios de uso diferente a vivienda y, si se ubican en la zona climática E (la más fría), edificios de 20 viviendas o más.
  • 1 de julio de 2021, para edificios con menos de 20 viviendas si se ubican en zona climática E; e inmuebles con al menos 20 viviendas localizados en zona climática D.
  • 1 de diciembre de 2021, edificios de menos de 20 viviendas en la zona D; y edificios de al menos 20 viviendas en la zona climática C.
  • 1 de febrero de 2022 para edificios de menos de 20 viviendas localizados en la zona C.

Teniendo en cuenta que el titular deberá proceder a la instalación en un plazo máximo de 15 meses desde las fechas límite para pedir presupuesto, los contadores individuales o repartidores de costes deberán estar activos, respectivamente, no más tarde del 1 de mayo de 2022; 1 de octubre de 2022; 1 de marzo de 2023; y 1 de mayo de 2023.

Ahorro de energía e impulso a la economía post-pandemia

La instalación de contadores individuales y de repartidores de costes puede suponer un ahorro económico medio del 24% del gasto total del edificio, lo que supone que un buen número de instalaciones pueden ser amortizadas en un periodo aproximado de cuatro años.

Con el objetivo de mejorar el rendimiento energético en edificios basado en el consumo individual, la obligatoriedad de instalar sistemas de contabilización individualizada de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria (ACS) permite que cada usuario del inmueble abone únicamente la cantidad que consume, evitando costes innecesarios, responsabilizándose de su propio consumo y rebajando de esta forma la huella de carbono.

Comparte
03 sep

Problemas comunes de los equipos de aire acondicionado

Los equipos de aire acondicionado son los grandes olvidados fuera de la época de verano. A no ser que se utilicen como bomba de calor, pues entonces pueden utilizarse durante todo el año. Ahora que el calor debería empezar a disminuir tras unas semanas o incluso meses de uso intensivo, nos vemos con la necesidad aplicar cierto mantenimiento para evitar futuros problemas de en los equipos de aire acondicionado. Un equipo de aire acondicionado con un correcto mantenimiento nos puede durar muchos años a pleno rendimiento y evitándonos problemas graves.

¿Cuáles son los problemas más comunes del aire acondicionado?

Los equipos de aire acondicionado pueden presentar problemas de todo tipo, aunque a continuación mencionaremos solamente los más comunes, por lo que no debes alarmarte si te encuentras con alguno de estos problemas en tu equipo de aire acondicionado:

  • Ha aparecido un fallo en el compresor por motivos diversos.
  • El equipo se ha quedado sin gas para funcionar.
  • Las protecciones térmicas no son las adecuadas o se han desgastado.
  • Hay un goteo de agua.
  • El equipo sufre una pérdida de carga.

Como empresa de mantenimiento en el sector de la climatización y calefacción, nos encontramos cada verano con alguno de los problemas en equipos de aire acondicionado mencionados anteriormente.

La importancia de un buen mantenimiento

La mejor solución es saber anticiparse a los problemas más comunes y prevenir así posibles fallos del equipo de aire acondicionado por medio de una revisión anual. Con esta revisión podremos verificar el funcionamiento y rendimiento del equipo.

Los equipos de climatización sin mantenimiento ni revisión pueden acarrear serios problemas como los mencionados más arriba. Por este motivo, en Tecnigrado ofrecemos un contrato de mantenimiento para equipos de aire acondicionado.

Insistimos en la importancia que, cualquier equipo, tanto calderas como equipos de aire acondicionado, es esencial un mantenimiento y poder ahorrarnos costes adicionales por mal funcionamiento de los equipos.

Si quieres saber más acerca de nuestro servicio de mantenimiento para equipos de aire acondicionado o si tu equipo ha sufrido una avería, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Comparte
20 ago

Calderas de condensación en busca de la eficiencia

Las calderas que podemos encontrar en la actualidad resultan más eficientes por diferentes razones. Pero su ventaja más notoria para lograr esta eficiencia es que son calderas de condensación.

¿Qué son las calderas de condensación?

Su principio de funcionamiento se basa en el proceso de condensación, siendo el cambio de fase (vapor a líquido) de una substancia en estado gaseoso (vapor) a estado líquido. Este cambio de fase genera cierta energía conocida como calor latente, es decir, la energía requerida por una substancia para cambiar de fase. Esto dependerá al mismo tiempo de otros factores como la presión y la temperatura. Cuando el vapor se condensa a una temperatura en concreto liberará energía en el sistema.

En cambio, en las calderas que no son de condensación, una parte de este calor latente se evacua por los humos, implicando el alcance de temperaturas muy elevadas a la salida de humos, que pueden llegar hasta los 120 ºC.

Beneficios de las calderas de condensación

La condensación es esta clase de calderas proporciona que la evacuación de los humos sea más segura, registrando temperaturas relativamente bajas de hasta 45 ºC y, a su vez, pudiendo recuperar parte de la energía. Con esta recuperación de energía, las calderas de condensación pueden ahorrar entre el 25 – 30% del consumo de combustible.

Otro aspecto positivo de las calderas de condensación es a la hora del mantenimiento, pues son calderas de mantenimiento escaso, e incluso algunas marcas y modelos advierten al propietario de cuando les toca realizar una revisión.

Estas ventajas tecnológicas proporcionan eficiencia en los sistemas de calefacción con calderas de condensación. Las revisiones de las calderas de condensación tanto domésticas como industriales son muy importantes. Una caldera bien cuidada y con un mantenimiento anual adecuado puede durar aproximadamente 15 años en funcionamiento.

La mejor caldera de condensación actual

Una de las mejores calderas de condensación del 2020 es la caldera de gas ARISTON CLAS INE 24 FF EU 0 35 FF. Es una caldera de condensación con un diseño exclusivo con función auto y función confort, con una clase de eficiencia energética de AA y un caudal de agua caliente sanitaria (ACS) de 14,5 litros.

Tecnigrado ofrece un contrato de mantenimiento con revisión anual para mantener las calderas de condensación en buen estado, tanto para particulares como para administradores de fincas y empresas, garantizando la vida útil de éstas y del propio sistema de calefacción.

Comparte
06 ago

Cómo combatir la legionella en las torres de refrigeración

Llegó el verano y con él, el calor. Temido para algunos y ansiado por tantos otros. El calor sofocante hace que queramos encender a nuestro mejor amigo durante esta época: el aire acondicionado. Sin embargo, en este preciso momento en el que nos encontramos todavía en plena contención del coronavirus Covid-19, debemos ser cuidadosos con cualquier equipo que mueva el aire interior, especialmente en aquellas instalaciones que disponen de torres de refrigeración.

Legionella y torres de refrigeración

Estas torres de refrigeración pueden provocar brotes de legionella y durante la época más calurosa del año es muy importante llevar a cabo un correcto mantenimiento y el tratamiento de las aguas en la torre de refrigeración. Para mantener estas instalaciones bajo control y libres de posibles brotes de legionella, es esencial un buen mantenimiento anual y especialmente durante la época de verano para evitar la proliferación de la bacteria de la legionella.

Principales causas de un brote de legionella en sistemas de refrigeración

Para que se produzca un brote epidémico de legionella procedente de estos equipos de refrigeración, se debe dar una alineación de factores tales como;

      • Que exista una concentración elevada de la bacteria en el sistema del equipo.
      • El incumplimiento del control de prevención provocando un crecimiento exponencial y su dispersión.
      • La evacuación o descarga de corriente de aire con aerosoles contaminantes.
      • Concentraciones suficientes con micro-gotas de aerosoles que puedan ser inhalados.

Acciones de mantenimiento para evitar brotes de legionella

Para evitar esta alineación de sucesos, debemos actual bajo normativa con;

      • Un buen mantenimiento anual, esencial para mantener un sistema limpio y bajo control.
      • El control del agua de recirculación, teniendo en cuenta que el agua recirculada es utilizada para equilibrar esas pérdidas por evaporación o bien por la purga del sistema.
      • Tratamiento de las aguas, con un control biológico, control de materia en suspensión, parámetros químicos como la dureza o turbidez del agua.

Mantenimiento del aire acondicionado

Para poder llevar a cabo todas estas tareas se necesita una empresa y un servicio técnico de mantenimiento con las respectivas titulaciones y certificados y poder manipular estos equipos de refrigeración en condiciones seguras y óptimas. Existen avances tecnológicos que pueden facilitar estas tareas de mantenimiento, como por ejemplo;

      • El purgado automático.
      • Un sistema de control bacteriológico.
      • Separadores de gotas de alta eficacia.

Si dispones de un equipo de aire acondicionado y necesitas llevar a cabo las recomendables tareas de mantenimiento para asegurar un correcto funcionamiento y evitar la acumulación de bacterias, incluida la legionella, en Tecnigrado podemos ayudarte.

Comparte

© 2019 Tecnigrado. Creado por BCM Marketing


Las cookies técnicas son estrictamente necesarias para que nuestra página web funcione y puedas navegar por la misma. Este tipo de cookies son las que, por ejemplo, nos permiten identificarte, darte acceso a determinadas partes restringidas de la página si fuese necesario, o recordar diferentes opciones o servicios ya seleccionados por ti, como tus preferencias de privacidad. Por ello, están activadas por defecto, no siendo necesaria tu autorización al respecto. A través de la configuración de tu navegador, puedes bloquear o alertar de la presencia de este tipo de cookies, si bien dicho bloqueo afectará al correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.


Las cookies de análisis nos permiten estudiar la navegación de los usuarios de nuestra página web en general (por ejemplo, qué secciones de la página son las más visitadas, qué servicios se usan más y si funcionan correctamente, etc.). A partir de la información estadística sobre la navegación en nuestra página web, podemos mejorar tanto el propio funcionamiento de la página como los distintos servicios que ofrece. Por tanto, estas cookies no tienen una finalidad publicitaria, sino que únicamente sirven para que nuestra página web funcione mejor, adaptándose a nuestros usuarios en general. Activándolas contribuirás a dicha mejora continua. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


Las cookies de funcionalidad nos permiten recordar tus preferencias, para personalizar a tu medida determinadas características y opciones generales de nuestra página web, cada vez que accedas a la misma (por ejemplo, el idioma en que se te presenta la información, las secciones marcadas como favoritas, tu tipo de navegador, etc.). Por tanto, este tipo de cookies no tienen una finalidad publicitaria, sino que activándolas mejorarás la funcionalidad de la página web (por ejemplo, adaptándose a tu tipo de navegador) y la personalización de la misma en base a tus preferencias (por ejemplo, presentando la información en el idioma que hayas escogido en anteriores ocasiones), lo cual contribuirá a la facilidad, usabilidad y comodidad de nuestra página durante tu navegación. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


Las cookies de publicidad nos permiten la gestión de los espacios publicitarios incluidos en nuestra página web en base a criterios como el contenido mostrado o la frecuencia en la que se muestran los anuncios. Así por ejemplo, si se te ha mostrado varias veces un mismo anuncio en nuestra página web, y no has mostrado un interés personal haciendo clic sobre él, este no volverá a aparecer. En resumen, activando este tipo de cookies, la publicidad mostrada en nuestra página web será más útil y diversa, y menos repetitiva. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


Las cookies de publicidad comportamental nos permiten obtener información basada en la observación de tus hábitos y comportamientos de navegación en la web, a fin de poder mostrarte contenidos publicitarios que se ajusten mejor a tus gustos e intereses personales. Para que lo entiendas de manera muy sencilla, te pondremos un ejemplo ficticio: si tus últimas búsquedas en la web estuviesen relacionadas con literatura de suspense, te mostraríamos publicidad sobre libros de suspense. Por tanto, activando este tipo de cookies, la publicidad que te mostremos en nuestra página web no será genérica, sino que estará orientada a tus búsquedas, gustos e intereses, ajustándose por tanto exclusivamente a ti. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.
Para que lo entiendas de manera muy sencilla, te pondremos un ejemplo ficticio: si tus últimas búsquedas en la web estuviesen relacionadas con literatura de suspense, te mostraríamos publicidad sobre libros de suspense. Por tanto, activando este tipo de cookies, la publicidad que te mostremos en nuestra página web no será genérica, sino que estará orientada a tus búsquedas, gustos e intereses, ajustándose por tanto exclusivamente a ti. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.

GUARDAR

Bienvenida/o a la información básica sobre las cookies de la página web responsabilidad de la entidad: TECNIGRADO S.L.
Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en tu ordenador, “smartphone” o tableta cada vez que visitas nuestra página web. Algunas cookies son nuestras y otras pertenecen a empresas externas que prestan servicios para nuestra página web.
Las cookies pueden ser de varios tipos: las cookies técnicas son necesarias para que nuestra página web pueda funcionar, no necesitan de tu autorización y son las únicas que tenemos activadas por defecto. El resto de cookies sirven para mejorar nuestra página, para personalizarla en base a tus preferencias, o para poder mostrarte publicidad ajustada a tus búsquedas, gustos e intereses personales. Puedes aceptar todas estas cookies pulsando el botón ACEPTAR o configurarlas o rechazar su uso clicando en el apartado CONFIGURACIÓN DE COOKIES.
Si quieres más información, consulta la POLÍTICA DE COOKIES de nuestra página web.