07 ene

¿Qué es la aerotermia y cómo funciona?

En este nuevo artículo de nuestro blog hemos decidido hablar acerca de la aerotermia, un tipo de energía renovable basada en una tecnología que utiliza principalmente la energía del aire para climatizar los espacios. En general, está considerada como una fuente de energía limpia y altamente eficiente.

Bombas de calor con aerotermia

Las bombas de calor siempre se han identificado con los sistemas de aire acondicionado los cuales proporcionan refrigeración en verano y calor en invierno a un coste muy elevado.

En cuanto a su funcionamiento, los conceptos básicos son similares a los de otras calderas: están compuestas por dos unidades, una exterior y una (o varias) exterior. Sin embargo, en términos de eficiencia energética, sí que existe una notable diferencia.

Las bombas de calor con aerotermia presentan un COP (Coeficient of Performance) muy alto, de en torno al 4 o el 5 según el fabricante. Esto significa que por cada kW/h de electricidad que se consume con este tipo de equipos se pueden generar hasta 4 o 5 kW/h térmicos, una ratio sin duda destacable.

Energía aerotérmica, una energía considerada renovable

Según la directiva europea 2009/28/CE de energías renovables, si los equipos de aerotermia logran “una producción final de energía que supere… el consumo de energía primaria necesaria para impulsar la bomba de calor”, pueden ser considerados energía renovable. Recientemente se ha confirmado en la nueva propuesta de actualización de la Directiva de 23 de febrero de 2017. Revisión enmarcada en las nuevas reglas para la transición energética europea (Clean Energy for all Europeans).

La aerotermia está considerada una energía renovable, pues se basa en extraer energía del aire que es trasladada a otro lugar en forma de frío o calor, ofreciendo además agua caliente sanitaria (ACS). Sin embargo, se requiere energía de algún tipo para el funcionamiento de una bomba de calor y su generación puede estar relacionada con las emisiones de CO2. Por este motivo, para que la aerotermia sea considerada como renovable por completo, la instalación debe estar sustentada por otra fuente de energía renovable.

Funcionamiento básico y ventajas

Al ser un sistema reversible, puede realizar el funcionamiento inverso, generando calor en invierno y generar frío en verano. Al ser una energía renovable, gracias a su compresor el usuario puede ver un ahorro en su factura eléctrica, ya que puede funcionar a diferentes velocidades con tal de ofrecer una mayor eficiencia y rendimiento de la bomba de calor y con ello mantener una estabilidad de la temperatura en el hogar.

Las ventajas de la calefacción mediante aerotermia son varias;

  • Utiliza un mismo equipo o sistema que nos permite tenerlo todo centralizado.
  • No emite CO2 por combustión.
  • Su instalación es sencilla.
  • No requiere almacenamiento de combustible.
  • No necesita chimenea de extracción de gases.
  • No requiere un mantenimiento exhaustivo.
  • Sistema silencioso.

En el post de hoy hemos querido mencionar la aerotermia dado que es un sistema que está ganando terreno en el sector de la climatización. Si estás pensando en instalar aerotermia en tu hogar y ya tenía anteriormente un sistema de climatización, es necesario mencionar que para que la aerotermia tenga un buen rendimiento los radiadores convencionales no ayudarían a tener una disminución en el consumo. Sería necesario redimensionar los radiadores y parte del sistema existente para poder llevar a cabo una instalación eficiente y eficaz de la aerotermia. Puedes contactar con nuestro servicio técnico si tienes dudas.

Comparte
05 nov

Métodos de transferencia de calor en calefacción

En el artículo de hoy del blog de Tecnigrado queremos hablar de los diferentes métodos de transferencia de calor existentes y cómo se aplican al sistema de calefacción tanto en instalaciones domésticas como industriales.

Existen tres principales métodos de transferencia de calor en los sistemas de calefacción; conducción, convección y radiación.

Transferencia de calor por conducción

La transferencia de calor en sistemas de calefacción vía conducción necesita un medio para poder realizar dicha transferencia. Este material puede ser sólido, líquido o gas. Si la conducción se hace mediante sólidos, y la temperatura en una parte determinada del material aumenta por transferencia de calor, quiere decir que la energía interna en esa parte ha sido aumentada. Las moléculas presentes en esa parte del material están en vibración moviéndose de un lado para otro e interactuando con el medio y colisionando con moléculas próximas, transfiriendo esa energía al resto del cuerpo.

Como ejemplo tenemos los tubos de cobre en las instalaciones de calefacción. Este material es un buen conductor del calor, pero el calentar completamente el tubo sería imposible sin otro elemento esencial pudiendo ser líquido o gas.  Para líquido o gas la distancia entre las moléculas es mayor en comparación que con los sólidos, por ello, haciendo circular agua caliente por el interior del tubo de cobre.

Transferencia de calor por convección

La transferencia de calor en sistemas de calefacción por convección también necesita un medio para realizar la transferencia. La convección es el resultante del movimiento masivo de las moléculas del medio en un extremo de un cuerpo con la otra parte con una diferencia de temperatura entre los dos extremos de dicho cuerpo.

La convección solo ocurre en fluidos y se lleva a cabo mediante el agua que circula por el sistema. Siempre que tengamos convección tendremos un objeto o superficie sólidos en contacto con el líquido. En nuestra caldera se llevará a cabo una convección natural, ya que el movimiento del fluido es causado por fuerzas de flotabilidad que han sido inducidas por diferencia de densidades debido a la variación de temperatura.

Transferencia de calor por radiación

La transferencia de calor en sistemas de calefacción mediante radiación es el único método de los tres que no necesita o requiere un medio material. La radiación es una energía emitida por el material en forma de ondas electromagnéticas. La radiación térmica es una forma de radiación emitida por el cuerpo debido a la temperatura. Esta energía se emite a través de ondas electromagnéticas que pueden viajar a la velocidad de la luz, siendo el método más rápido. Podemos compararlo con los radiadores, cuya función es irradiar calor al ambiente.

De este modo, tenemos transferencia de calor en sistemas de calefacción por conducción (cobre), convección (agua) y radiación (energía). Esperamos que este breve artículo sobre los métodos de transferencia de calor existentes sirva de ayuda para comprender el funcionamiento de los sistemas de calefacción. Puedes realizar una consulta al equipo de Tecnigrado en cualquier momento y estaremos encantados de atenderte.

Comparte
20 ago

Calderas de condensación en busca de la eficiencia

Las calderas que podemos encontrar en la actualidad resultan más eficientes por diferentes razones. Pero su ventaja más notoria para lograr esta eficiencia es que son calderas de condensación.

¿Qué son las calderas de condensación?

Su principio de funcionamiento se basa en el proceso de condensación, siendo el cambio de fase (vapor a líquido) de una substancia en estado gaseoso (vapor) a estado líquido. Este cambio de fase genera cierta energía conocida como calor latente, es decir, la energía requerida por una substancia para cambiar de fase. Esto dependerá al mismo tiempo de otros factores como la presión y la temperatura. Cuando el vapor se condensa a una temperatura en concreto liberará energía en el sistema.

En cambio, en las calderas que no son de condensación, una parte de este calor latente se evacua por los humos, implicando el alcance de temperaturas muy elevadas a la salida de humos, que pueden llegar hasta los 120 ºC.

Beneficios de las calderas de condensación

La condensación es esta clase de calderas proporciona que la evacuación de los humos sea más segura, registrando temperaturas relativamente bajas de hasta 45 ºC y, a su vez, pudiendo recuperar parte de la energía. Con esta recuperación de energía, las calderas de condensación pueden ahorrar entre el 25 – 30% del consumo de combustible.

Otro aspecto positivo de las calderas de condensación es a la hora del mantenimiento, pues son calderas de mantenimiento escaso, e incluso algunas marcas y modelos advierten al propietario de cuando les toca realizar una revisión.

Estas ventajas tecnológicas proporcionan eficiencia en los sistemas de calefacción con calderas de condensación. Las revisiones de las calderas de condensación tanto domésticas como industriales son muy importantes. Una caldera bien cuidada y con un mantenimiento anual adecuado puede durar aproximadamente 15 años en funcionamiento.

La mejor caldera de condensación actual

Una de las mejores calderas de condensación del 2020 es la caldera de gas ARISTON CLAS INE 24 FF EU 0 35 FF. Es una caldera de condensación con un diseño exclusivo con función auto y función confort, con una clase de eficiencia energética de AA y un caudal de agua caliente sanitaria (ACS) de 14,5 litros.

Tecnigrado ofrece un contrato de mantenimiento con revisión anual para mantener las calderas de condensación en buen estado, tanto para particulares como para administradores de fincas y empresas, garantizando la vida útil de éstas y del propio sistema de calefacción.

Comparte
07 may

Todo lo que debes saber para un sistema eficiente de Agua Caliente Sanitaria

Después de la calefacción, el Agua Caliente Sanitaria es el segundo sistema que consume una gran cantidad de energía en edificios y hogares.

¿Qué es el Agua Caliente Sanitaria o ACS?

El sistema ACS es el sistema para producir agua caliente sanitaria destinada para consumo humano u otros usos. El agua que se emplea para este servicio es agua potable procedente de la red de suministro.

De forma básica, el agua se calienta pudiendo dar servicios en aquellos puntos donde sea necesario tener un suministro de agua caliente como, por ejemplo; duchas, bañeras, grifos, cocinas, etc.

Dependiendo del tipo de instalación el método para calentar agua puede ser:

  • Por Acumulación: El método de obtención de agua caliente sanitaria por acumulación, se utiliza mucho en edificios con instalaciones centralizadas. Para ello, se utilizan acumuladores “depósitos” con volúmenes de acumulación en función de la demanda del servicio calculada previamente. Una vez el agua fría se introduce en el acumulador, el agua es calentada mediante una caldera exterior o por medio de otras energías como las renovables (solar). Puede acumularse el agua con temperaturas diferentes. Cuanto mayor sea, mayor cantidad de calor se guardará en el acumulador. Normalmente se acumula agua a una temperatura de 60ºC (por motivos de salubridad e higiene, conviene de vez en cuando elevar la temperatura a 70ºC, con la finalidad de prevenir apariciones de legionelosis). Es esencial saber el estado de la instalación de distribución, dado que si en el sistema tenemos tuberías de acero galvanizado no se puede superar una temperatura de 58ºC. Si la temperatura aumenta se produce la inversión de polaridad del zinc, dejando el acero sin protección y siendo atacado. Por otro lado, cuando se vive en zonas de aguas duras, dicha agua deposita las sales disueltas en forma de carbonatos insolubles, siendo depositados en los elementos de calentamiento como; intercambiadores de calor, resistencias eléctricas etc. Estos inconvenientes, pueden reducir el rendimiento de los acumuladores. Una de las soluciones para evitar este problema, es la instalación de intercambiadores exteriores de placas.
  • Por calentamiento instantáneo: Este método suele utilizarse en hogares individualizados. El agua circula por un serpentín dentro del calentador, calentando directamente por la llama del calentador o mediante un intercambiador por el que circula agua caliente (utilizada para la calefacción). Dada la potencia necesaria, este sistema solo puede ofrecer agua caliente para un punto de consumo, o dos puntos de consumo siempre y cuando su caudal sea pequeño, o bien, para hogares pequeños.

 

¿Cómo poder mantener el sistema de agua caliente sanitaria eficiente?

Para ello es necesario hacer un consumo eficiente y responsable del consumo de agua caliente sanitaria. Este sistema de calderas más acumulado es el más utilizado entre la producción centralizada. Como hemos explicado anteriormente, el agua se calienta, una vez calentada, es almacenada para su posterior uso.

  • Importante que los acumuladores y las tuberías de distribución de agua caliente estén bien aislados.
  • Racionalizar el consumo de agua y no dejar los grifos abiertos inútilmente.
  • Tener en cuenta que una ducha consume del orden de cuatro veces menos agua y energía que un baño.
  • Observa si en el sistema existe cualquier gotera o microrrotura de tuberías.
  • Emplear cabezales de ducha de bajo consumo, disfrutarás de un aseo cómodo, y gastando la mitad de agua.
  • Colocar reductores de caudal (aireadores) en los grifos.
  • Se puede ahorra entre 4 y 6% de la energía con reguladores de temperatura con termostato. Una temperatura entre 30 y 35ºC es suficiente para sentirse cómodo.
  • Si aún tienes grifos independientes para el agua fría y agua caliente, cámbielos por un único grifo de mezcla (monomando).

Esto son pautas que pueden ser tomadas individualmente, pero para comunidades aparte de tener un buen mantenimiento, es esencial una disminución del consumo y un ahorro.

Eso se puede llevar a cabo con una buena gestión y mantenimiento de los servicios comunes. Igualmente, se puede conseguir ahorros en el gasto energético de entre 20% y el 30% mediante la medición individual de los consumos energéticos, debido al mayor cuidado que los vecinos ponen al consumir con respecto al sistema de reparto de gasto por cuota.

 

En Tecnigrado os ayudamos al mantenimiento de calefacción y agua caliente sanitaria centralizada, ya que es importante tener confort, pero a la vez, saber que el sistema e instalación son eficientes y óptimos.

Comparte
09 abr

Historia de los sistemas de calefacción

En Tecnigrado nos ha picado la curiosidad así que en el presente artículo os daremos un poco de historia acerca de los sistemas de calefacción. ¿Desde cuándo tenemos este tipo de sistemas? ¿Qué métodos ha utilizado el ser humano durante siglos para calentarse? Subámonos al DeLorean­­­­ y viajemos al pasado.

Tal y como puede desprenderse de su propio nombre, los sistemas de calefacción hacen aumentar la temperatura de un espacio cerrado garantizando como objetivo principal el confort.

 

Evolución histórica de los sistemas de calefacción

El primer sistema de calefacción del cual se tiene constancia fue el fuego, junto con métodos como chimeneas, estufas de hierro fundido y calentadores alimentados por gas o electricidad. Estos sistemas se conocen como calefacción directa, donde la conversión de energía en calor se lleva a cabo en determinados puntos para calentar.

En la actualidad disponemos de sistemas indirectos de calefacción central. Consisten en la conversión de energía en calor tras una fuente externa, separada o ubicada dentro del espacio total a calentar. Esta energía (calor) se transporta en un medio fluido y por circuito cerrado.

Es curioso que la mayor parte de las culturas antiguas hayan utilizado métodos directos de calefacción, a excepción de los romanos y griegos. La madera fue el primer combustible empleado. Aunque el lugar donde necesitaban temperaturas moderadas como en la zona del Mediterráneo, Japón o China se utilizaba carbón vegetal.

La primera chimenea era una apertura en el techo, provocando así el esparcimiento del humo en todas las estancias. Pasaron varios siglos hasta que se construyó y diseño la chimenea tal y como la conocemos hoy fue construida. Apareció en Europa en el siglo XIII, eliminando el humo y redireccionándolos hacia el exterior de las estancias o lugares donde estuvieran situadas.

En 1744 Benjamin Franklin inventó un diseño mejorado de la estufa conocida popularmente como la estufa Franklin. Las estufas son menos derrochadoras de calor que las chimeneas ya que el calor del fuego es absorbida por las paredes de la estufa, calentando el aire de la estancia, en lugar de pasar por el conducto de la chimenea.

La calefacción indirecta o calefacción central parece haber sido inventada en la antigua Grecia. No obstante, fueron los romanos quienes se convirtieron en los maestros (ingenieros) de la calefacción con su sistema de hipocausto o suelo radiante romano; En bastantes edificios romanos, los pisos de mosaico estaban soportados por columnas debajo, creando un espacio de aire o conductos, situados en zonas centrales y así poder calentar todas las habitaciones.

Tenemos que trasladarnos hasta principios el siglo XIX, cuando vuelve a resurgir la calefacción central. Las calderas de carbón suministraban vapor caliente a las habitaciones mediante un sistema de circuito cerrado de radiadores de pie.

La calefacción central del siglo XX usaba aire o agua caliente como método de transporte de calor. El aire por conductos suplantó al vapor en EEUU, mientras que en el continente europeo el vapor fue sustituido por agua caliente como método de calefacción.

Actualmente, los sistemas de calefacción más utilizados alrededor del mundo para calentar espacios siguen siendo aquellos que emplean agua caliente o aire a través de sus conductos.

Comparte
12 mar

Todo lo que debes saber sobre las calderas

Todo lo que debes saber sobre las calderas

En el presente artículo trataremos de aclarar las dudas más habituales en torno a las calderas. Algunas de estas cuestiones pueden resultar muy obvias para un profesional de nuestro sector, pero confiamos en que esta versión didáctica sobre estos dispositivos sirva de ayuda para tantos otros interesados.

¿Qué es una caldera y cómo funciona?

El término “caldera” proviene de cuando las antiguas calderas de vapor eran comunes y hervían agua para producir calor. Las calderas son dispositivos diseñados para la generación de calor tanto para la industria como para el hogar. Si bien es cierto que existe una gran cantidad de tipos de calderas, lo cierto es que su funcionamiento es muy similar. Se trata de un depósito, normalmente metálico, que contiene agua que se calienta gracias a la combustión de gas.

 

Una vez dejado claro el concepto de caldera y su funcionamiento, pasemos entonces a resolver las dudas más habituales sobre las calderas:

¿Cómo genera calor una caldera?

Las calderas proporcionan calor radiante, el cual calienta los objetos en las habitaciones. De lo contrario, si nos referimos a generar calor por medio de chimenea los objetos colindantes en la habitación tardarán más en coger calor. Por ello, las calderas dan un calor más equilibrado.

 

Lo más importante que debes saber sobre tu caldera:

  • Tipo y modelo de caldera; si es estándar, eficiente, etc.
  • Tipo de radiación: radiadores, por zócalos etc.
  • ¿Quién asumirá la responsabilidad de mantener la caldera? ¿Está dispuesto y puede aprender a hacerlo usted mismo, o va a hacer que una empresa haga el mantenimiento por usted? Desde Tecnigrado recomendamos un mantenimiento anual para confirmar que la caldera funciona de manera segura y eficiente. Este mantenimiento anual también puede identificar posibles problemas y evitar una situación sin calor con su caldera.

 

 

¿Cuáles pueden ser las causas que una caldera deje de funcionar correctamente?

Las bombas pueden fallar y los componentes eléctricos, como los termostatos, pueden dejar de funcionar. También puede entrar aire innecesario en el sistema o puede que la presión del agua baje drásticamente, lo que puede provocar que el agua interna no se mueva y como consecuencia el agua caliente no irradie el calor hacia los objetos.

 

¿Las calderas desprecian agua o energía?

Las calderas no desprecian agua ya que son sistemas cerrados. Los sistemas de calefacción actuales son eficientes tanto en rendimiento como en energía.

Comparte
05 dic

La caldera Ariston con mayor conectividad

La caldera Ariston con mayor conectividad

Diseño y construcción de las calderas Ariston Alteas

Las calderas de condensación Ariston ALTEAS ONE NET. son calderas con una alta eficiencia energética debido al Ignition System que incorporan. Consiste en un sistema que aprovecha el calor que proviene de la combustión, transformándolo en energía. Esto hace que necesite menos combustible para generar calor para la calefacción o para el agua caliente. Además, es posible adaptar la caldera al tipo de gas que se utilice, ya sea Gas Natural o bien Propano.

Dispone de diferentes opciones, las cuales permiten gestionar el consumo empleado de forma más eficiente, debido a los nuevos componentes como el intercambiador de calor XtraTech, siendo éste el corazón de la gama, aportando mejor circulación, más rendimiento y menor riesgo de obstrucción. O bien la sonda ambiente modulante CUBE.

El diseño actual de Alteas One Net, se basa en líneas innovadoras, con nuevos materiales, estructura compacta y con un acceso fácil incluso siendo de tamaño compacto. Incorpora una pantalla táctil que permite con mayor facilidad administrar las temperaturas. Por otro lado, el panel frontal de vidrio templado es resistente a los arañazos y de fácil limpieza.

Calidad y funcionalidad de la caldera Ariston Alteas

Todos los componentes han sido desarrollados para garantizar rendimientos de larga duración y alta eficiencia en condiciones extremas.

En conjunto a las modificaciones realizadas a la caldera Alteas, actualmente dispone de el nuevo sistema de conectividad ARISTON NET (APP). El cual es compatible mediante control de voz vía Google Assistant y Amazon Alexa. Ariston Net, permite controlar y programar todas las opciones que tiene la caldera desde el móvil.

Es una manera de controlar la caldera estés donde estés, teniendo la oportunidad de ajustar parámetros como la temperatura o el agua caliente que uno desea antes de llegar a casa.

Dicha aplicación proporciona una estimación del consumo energético, partiendo así, que el consumidor optimice los gastos, y poder hacer una gestión responsable con el medio ambiente y a su vez ahorrar en la factura de Gas Natural o Propano.

Comparte
21 nov

Radiadores de baja temperatura de impulsión

La aerotermia es la nueva tecnología como método de calefacción en viviendas. La cual puede ser utilizada para suelos radiantes.

La aerotermia solo es capaz de calentar el agua circulante a una temperatura entre 55ºC – 66ªc, siendo incompatible con las instalaciones antiguas de radiadores convencionales.

No obstante, sería posible utilizar radiadores convencionales, pero sería necesario una cantidad elevada de elementos del radiador. Siendo imposible la instalación en espacios reducidos.

Por ello, los radiadores de baja temperatura combinan muy bien con la aerotermia. Todo ello es gracias al diseño y funcionamiento de dichos radiadores. La diferencia entre un radiador convencional y uno de baja temperatura es la circulación de agua por el interior, generando así un aumento térmico (Temperatura) del radiador, emitiendo así la energía generada hacia el espacio habitado.

También se debe tener en cuenta el diseño interno, que es diferente al de un radiador convencional.

El interior del radiador es diferente, cuenta con una batería de intercambio cobre/ aluminio, y en su exterior están recubiertos con chapa plana. Con este diseño se consigue calentar aire circulante a la batería y expulsarlo por la parte superior del radiador.

Como resultado teniendo una convección casi del 100% respecto a un radiador convencional.

Comparte
03 oct

Abierto el periodo de información pública del proyecto de aprobación del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios.

El Ministerio para la Transición Ecológica abre el periodo de información pública del proyecto de Real Decreto por el que se modifica el RD 1027/2007, aprobando el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios.
El objetivo de la primera fase de modificación del Reglamento es trasponer las obligaciones sustantivas de las siguientes Directivas:

  1. Directiva (UE) 2018/844 del Parlamento Europeo y del Consejo, aprobada el 30 de mayo de 2018, por la que se modifica la Directiva 2010/31/UE relativa a la eficiencia energética de los edificios y la Directiva 2012/27/UE relativa a la eficiencia energética.
  2. Directiva (UE) 2018/2001 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de diciembre de 2018, relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables. Esta Directiva establece un objetivo obligatorio para la UE de al menos el 32% de aporte de energías renovables para 2030, con una revisión del mismo para aumentar esta cifra en 2023.
  3. Directiva (UE) 2018/2002 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de diciembre de 2018, por la que se modifica la Directiva 2012/27/UE relativa a la eficiencia energética. Esta directiva establece un objetivo para 2030 del 32,5% de eficiencia energética, expresada esta en consumo de energía primaria o energía final, con una posible revisión al alza en 2023.

Estas Directivas aprobadas por Europa afectan directamente a los criterios de eficiencia energética que deben seguir los edificios para reducir las emisiones contaminantes.

Dentro de las novedades que introduce este Real Decreto y que actualizarían el RITE (marco normativo básico en el que se regulan las exigencias de eficiencia energética y de seguridad que deben cumplir las instalaciones térmicas en los edificios) se encuentran:

  • Nuevas definiciones y modificación de algunas ya existentes como, por ejemplo, instalación técnica.
  • Nuevas obligaciones relativas a la incorporación de sistemas de automatización y monitorización en las instalaciones en los casos donde se viable.
  • Modificaciones en la medida y evaluación de la eficiencia energética general en las instalaciones, así como el régimen de inspecciones.
  • Se señala la necesidad de disponer de una lectura remota del consumo de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria.

 

Contabilización de consumos individuales

Uno de los puntos a destacar es la obligatoriedad de contabilización individual de los consumos de calefacción. En comunidades con calefacción central supondría la instalación de repartidores de costes y válvulas termoestáticas en muchas viviendas.

 

Periodo de alegaciones

Las alegaciones podrán remitirse hasta el 16 de septiembre de 2019 con el formato recogido en la plantilla denominada “Observaciones al proyecto de real decreto por el que se modifica el Real Decreto 10217/2007”, que se puede descargar a través de la página oficial: https://energia.gob.es/es-es/Participacion/Paginas/proyecto-RD-modifica-RD-reglamento-instalaciones-termicas.aspx.

 

 

Fuente: https://www.caloryfrio.com/noticias/normativas/abierto-periodo-informacion-publica-real-decreto-que-modificara-rite.html

 

Comparte
19 sep

Las torres de refrigeración, equipos completamente seguros contra la legionella

Informes recientes concluyen que no hay una vinculación directa entre el número de torres de refrigeración y condensadores evaporativos en España y el número de casos declarados de la Enfermedad del Legionario. El exhaustivo mantenimiento de las instalaciones, así como la introducción de numerosas mejoras técnicas en estos equipos, garantizan la seguridad de los mismos.

Las torres de refrigeración y los condensadores evaporativos no son el principal problema de la legionela en España, no existiendo una relación directa entre estas instalaciones y el número de casos declarados de la enfermedad. Ésta es la principal conclusión que se desprende del informe “Enfermedad del Legionario y Torres de Refrigeración y Condensadores Evaporativos en España”, elaborado por doctor Juan Ángel Ferrer, del Área de Prevención de Legionela de Microservices, con la colaboración del Grupo de Refrigeración Evaporativa de AEFYT,

Por otra parte, el hecho de que, a lo largo de los últimos años, no se haya establecido relación alguna entre los brotes de legionela registrados en nuestro país y las torres de refrigeración y los equipos de condensación evaporativa, viene a refrendar las conclusiones del informe. 2018 ha sido el tercer año consecutivo en el que las inspecciones llevadas a cabo por las autoridades sanitarias en las instalaciones de riesgo próximas a los lugares en los que se han producido dichos brotes y las investigaciones de carácter ambiental y epidemiológico efectuadas han puesto de manifiesto la no existencia de una vinculación entre los focos y estos equipos.

La refrigeración evaporativa es una tecnología segura, eficiente y económicamente viable, por lo que favorecer su uso es tarea de todos y para ello resulta imprescindible realizar un mantenimiento de las instalaciones para evitar el desarrollo de enfermedades como la legionella.

Desde Tecnigrado realizamos este tipo de servicios de prevención y mantenimiento.

Comparte

© 2021 Tecnigrado. Creado por BCM Marketing Agencia


Las cookies técnicas son estrictamente necesarias para que nuestra página web funcione y puedas navegar por la misma. Este tipo de cookies son las que, por ejemplo, nos permiten identificarte, darte acceso a determinadas partes restringidas de la página si fuese necesario, o recordar diferentes opciones o servicios ya seleccionados por ti, como tus preferencias de privacidad. Por ello, están activadas por defecto, no siendo necesaria tu autorización al respecto. A través de la configuración de tu navegador, puedes bloquear o alertar de la presencia de este tipo de cookies, si bien dicho bloqueo afectará al correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.


Las cookies de análisis nos permiten estudiar la navegación de los usuarios de nuestra página web en general (por ejemplo, qué secciones de la página son las más visitadas, qué servicios se usan más y si funcionan correctamente, etc.). A partir de la información estadística sobre la navegación en nuestra página web, podemos mejorar tanto el propio funcionamiento de la página como los distintos servicios que ofrece. Por tanto, estas cookies no tienen una finalidad publicitaria, sino que únicamente sirven para que nuestra página web funcione mejor, adaptándose a nuestros usuarios en general. Activándolas contribuirás a dicha mejora continua. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


Las cookies de funcionalidad nos permiten recordar tus preferencias, para personalizar a tu medida determinadas características y opciones generales de nuestra página web, cada vez que accedas a la misma (por ejemplo, el idioma en que se te presenta la información, las secciones marcadas como favoritas, tu tipo de navegador, etc.). Por tanto, este tipo de cookies no tienen una finalidad publicitaria, sino que activándolas mejorarás la funcionalidad de la página web (por ejemplo, adaptándose a tu tipo de navegador) y la personalización de la misma en base a tus preferencias (por ejemplo, presentando la información en el idioma que hayas escogido en anteriores ocasiones), lo cual contribuirá a la facilidad, usabilidad y comodidad de nuestra página durante tu navegación. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


Las cookies de publicidad nos permiten la gestión de los espacios publicitarios incluidos en nuestra página web en base a criterios como el contenido mostrado o la frecuencia en la que se muestran los anuncios. Así por ejemplo, si se te ha mostrado varias veces un mismo anuncio en nuestra página web, y no has mostrado un interés personal haciendo clic sobre él, este no volverá a aparecer. En resumen, activando este tipo de cookies, la publicidad mostrada en nuestra página web será más útil y diversa, y menos repetitiva. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


Las cookies de publicidad comportamental nos permiten obtener información basada en la observación de tus hábitos y comportamientos de navegación en la web, a fin de poder mostrarte contenidos publicitarios que se ajusten mejor a tus gustos e intereses personales. Para que lo entiendas de manera muy sencilla, te pondremos un ejemplo ficticio: si tus últimas búsquedas en la web estuviesen relacionadas con literatura de suspense, te mostraríamos publicidad sobre libros de suspense. Por tanto, activando este tipo de cookies, la publicidad que te mostremos en nuestra página web no será genérica, sino que estará orientada a tus búsquedas, gustos e intereses, ajustándose por tanto exclusivamente a ti. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.
Para que lo entiendas de manera muy sencilla, te pondremos un ejemplo ficticio: si tus últimas búsquedas en la web estuviesen relacionadas con literatura de suspense, te mostraríamos publicidad sobre libros de suspense. Por tanto, activando este tipo de cookies, la publicidad que te mostremos en nuestra página web no será genérica, sino que estará orientada a tus búsquedas, gustos e intereses, ajustándose por tanto exclusivamente a ti. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.

GUARDAR

Bienvenida/o a la información básica sobre las cookies de la página web responsabilidad de la entidad: TECNIGRADO S.L.
Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en tu ordenador, “smartphone” o tableta cada vez que visitas nuestra página web. Algunas cookies son nuestras y otras pertenecen a empresas externas que prestan servicios para nuestra página web.
Las cookies pueden ser de varios tipos: las cookies técnicas son necesarias para que nuestra página web pueda funcionar, no necesitan de tu autorización y son las únicas que tenemos activadas por defecto. El resto de cookies sirven para mejorar nuestra página, para personalizarla en base a tus preferencias, o para poder mostrarte publicidad ajustada a tus búsquedas, gustos e intereses personales. Puedes aceptar todas estas cookies pulsando el botón ACEPTAR o configurarlas o rechazar su uso clicando en el apartado CONFIGURACIÓN DE COOKIES.
Si quieres más información, consulta la POLÍTICA DE COOKIES de nuestra página web.