09 sep

Aprobado el Real Decreto de contabilización de consumos individuales en instalaciones térmicas de edificios

El pasado mes de agosto, el Consejo de Ministros aprobó la popular “Ley de repartidores de costes”, por la cual se regula la instalación de contadores individuales en edificios con sistemas de calefacción y refrigeración central y que quedó publicada en el BOE con fecha 6 de agosto.

Instalación de repartidores de costes y contadores individuales

Esta nueva normativa, que llevaba en proceso de trámite legislativo desde hacía ya un año, ha sido aprobada tras la presión de la Unión Europea, que mantiene un procedimiento de infracción contra España desde 2015 por no haberla adoptado con anterioridad. El principal objeto de su aplicación es reducir el gasto energético de las viviendas y aumentar la autonomía de los usuarios para decidir de qué forma pueden optimizar su consumo y mejorar el confort de su hogar.

Dado que todos los edificios construidos con posterioridad a 1998 -con la aprobación del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE)- ya estaban obligados a instalar dispositivos de contabilización individuales o repartidores de costes, la normativa será de aplicación en edificios de mayor antigüedad al año mencionado. Sin embargo, quedan exentos de la obligación de instalar contadores individuales o repartidores de costes los edificios ubicados en las zonas más cálidas del país. Además, los consumidores con la condición de vulnerables podrán ser beneficiarios de ayudas directas para el cumplimiento de la normativa con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

Fechas límite de instalación para cumplir con la normativa de individualización de calefacción central

El presente Real Decreto 736/2020 establece un calendario gradual para el cumplimiento de sus obligaciones hasta el año 2022. Concretamente, la norma establece dos plazos: en primer lugar, una fecha límite para obtener al menos un presupuesto estandarizado; y, en segundo lugar, una fecha límite para disponer de una instalación activa de repartidores de costes o contadores individuales, que será siempre 15 meses después.

Los límites temporales para obtener al menos un presupuesto acreditativo son los siguientes:

  • 1 de febrero de 2021, para edificios de uso diferente a vivienda y, si se ubican en la zona climática E (la más fría), edificios de 20 viviendas o más.
  • 1 de julio de 2021, para edificios con menos de 20 viviendas si se ubican en zona climática E; e inmuebles con al menos 20 viviendas localizados en zona climática D.
  • 1 de diciembre de 2021, edificios de menos de 20 viviendas en la zona D; y edificios de al menos 20 viviendas en la zona climática C.
  • 1 de febrero de 2022 para edificios de menos de 20 viviendas localizados en la zona C.

Teniendo en cuenta que el titular deberá proceder a la instalación en un plazo máximo de 15 meses desde las fechas límite para pedir presupuesto, los contadores individuales o repartidores de costes deberán estar activos, respectivamente, no más tarde del 1 de mayo de 2022; 1 de octubre de 2022; 1 de marzo de 2023; y 1 de mayo de 2023.

Ahorro de energía e impulso a la economía post-pandemia

La instalación de contadores individuales y de repartidores de costes puede suponer un ahorro económico medio del 24% del gasto total del edificio, lo que supone que un buen número de instalaciones pueden ser amortizadas en un periodo aproximado de cuatro años.

Con el objetivo de mejorar el rendimiento energético en edificios basado en el consumo individual, la obligatoriedad de instalar sistemas de contabilización individualizada de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria (ACS) permite que cada usuario del inmueble abone únicamente la cantidad que consume, evitando costes innecesarios, responsabilizándose de su propio consumo y rebajando de esta forma la huella de carbono.

Comparte
23 abr

La importancia del mantenimiento de instalaciones térmicas en edificios

En Tecnigrado conocemos bien lo importante que es mantener y realizar un buen mantenimiento de instalaciones térmicas. De hecho, cualquier tipo de instalación ya sea pequeña o grande, necesita mantenimiento. Para aquellos edificios con calefacción central y ACS (Agua Caliente Sanitaria) necesitan un mantenimiento específico, proporcionando seguridad y un buen funcionamiento de los equipos.

Para realizar este mantenimiento, el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE) contiene una instrucción técnica (IT3), la cual obliga a diseñar programas específicos de mantenimiento de las tareas necesarias, así como del procedimiento de documentación y archivos de cualquier actuación preventiva y reparación que tenga lugar en la instalación. Con ello se justifica cualquier intervención o modificación en la instalación y, a su vez, que cumpla con las exigencias establecidas en el mencionado RITE.

Como hemos comentado anteriormente, toda instalación térmica necesitará un plan de mantenimiento, siendo el primero de ellos el conocido como “plan de mantenimiento preventivo” o PMP.

El plan de mantenimiento preventivo para instalaciones térmicas

Para la configuración del PMP se debe tener en cuenta lo siguiente:

  1. Recopilación de información técnica: El conocimiento de una instalación térmica, sea cual sea suele ser básico. Es necesario realizar visitas, tantas como sea necesario, conocer cada parte de la instalación. También es esencial obtener toda la información técnica disponible.
  2. Inventario de la instalación: Una vez analizada la documentación técnica disponible, otro aspecto esencial para conocer bien la instalación es realizar un inventario. Con la finalidad de verificar que todos los equipos mencionados en la documentación existen en la instalación. Por ello, es necesario localizar e identificar los componentes con un “descriptivo técnico”.
  3. Cumplimiento de ficha técnica: De forma paralela y simultanea a la configuración del inventario, se realiza una ficha técnica, la cual debe contener, como mínimo:

 

  • Identificación del equipo en cada sistema y función.
  • Datos y características técnicas de cada elemento (datos del fabricante).
  • Componentes singulares que lo configuran.
  • Frecuencia de revisión que se le asigne, según fabricante, o bien, según los protocolos de mantenimiento que se le apliquen.
  • Características del estado en el que se encuentran los componentes de la instalación.

 

  1. Selección de gamas o protocolos: Para la identificación de estos protocolos específicos deberán revisarse las gamas genéricas, recogidas en la guía técnica de mantenimiento. Como complemento de los protocolos de revisiones de mantenimiento preventivo propuestos se deberán planificar las actuaciones de mantenimiento.
  2. Adaptaciones de intervenciones y frecuencias: Es previsible que, en una instalación real y concreta, no se utilicen algunos elementos que se incluyen en el Capítulo 4. Consecuentemente, los técnicos encargados de la confección del PMP específico deberán tomar las gamas genéricas propuestas como guía, y seleccionar y adaptar las tareas y sus frecuencias a las características necesarias de cada instalación.
  3. Planteamiento del servicio: Cumplimentando las fases anteriores, se puede tener un plan de mantenimiento, que constituye el soporte básico de un PMP.
  4. La determinación de tiempos de intervención, para ello, los técnicos deberán definir la dedicación de tiempo necesaria para cada trabajo, de forma unitaria, así como la categoría del personal de servicio que deba cumplimentarlo.
  5. Organización de los recursos técnicos: la organización de los recursos técnicos, humanos y materiales que se aplicarán a cada servicio deberá quedar reflejada en el PMP.

Estos son las actuaciones que se deben llevar a cabo para realizar un mantenimiento correcto de las instalaciones térmicas, y Tecnigrado con su experiencia desde hace 45 años en el sector puede ofrecer un mantenimiento eficaz y seguro.

Comparte
27 feb

¿Qué es y qué necesitas saber sobre el certificado RITE?

¿Qué es y qué necesitas saber sobre el certificado RITE?

El certificado de instalaciones térmicas RITE tiene aplicación para cualquier instalación de calefacción, refrigeración, producción de ACS o de ventilación. Su principal finalidad es la de dar respuesta al confort térmico e higiene respecto a los ocupantes de un edificio.

Las siglas RITE hacen referencia a la normativa vigente del Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios, por el cual algunas instalaciones térmicas deben poseer o estar sujetas según las normas que dictamina el propio RITE.

 

A continuación, os ilustramos diferentes casos de ejemplo:

  • Si la potencia térmica nominal del global de la instalación no supera los 5 kW, o en el caso de producir ACS sea un termo con potencia térmica nominal menor o igual a 70 kW, no será obligatorio la presentación del certificado de instalaciones térmicas RITE.
  • Si la potencia térmica nominal se encuentra entre los 5 kW y los 70 kW, será necesario aportar la memoria técnica correspondiente, así como la inscripción al órgano competente.
  • Si la instalación global supera los 70 kW de potencia térmica nominal, será obligatorio registrar dicha instalación y aportar un proyecto técnico previo redactado por un ingeniero cualificado.

 

Partiendo de la base de la potencia global de la instalación térmica, en el caso de instalaciones centralizadas con potencia térmica superior a 70 kW, el RITE exige diferentes certificados en función del momento en el que se encuentra la instalación en cuestión.

 

Certificados que son exigidos por el RITE

  • Certificado de la instalación: este certificado se obtiene una vez finalizado el proyecto de instalación y tras haber realizado las pruebas necesarias de puesta en servicio de la instalación especificadas en la Instrucción Técnica 2 (IT2). El ingeniero encargado del proyecto será la persona que deberá aportar este certificado.
  • Certificado de mantenimiento: este certificado hace referencia a la Instrucción Técnica 6 (IT6). La empresa encargada del mantenimiento anual de la instalación debe facilitar este certificado de exigencia anual.
  • Certificado de inspección: toda instalación térmica debe superar una serie de inspecciones. Como resultado, el órgano competente deberá emitir un certificado en el que se indique de manera explícita en la memoria técnica del proyecto y en la ejecución de la instalación el cumplimiento del RITE y de cualquier otra norma vigente.

 

Estos certificados no solo son importantes a nivel administrativo o burocrático, sino que también son de vital importancia a la hora de mantener las instalaciones térmicas en edificios con una óptima puesta a punto y con una rigurosa política de mantenimiento.

Para más información, desde Tecnigrado te aconsejamos consultar la información oficial sobre el RITE que puedes encontrar en este enlace del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Comparte
19 dic

Nuevo reglamento de seguridad en instalaciones frigoríficas

Nuevo reglamento de seguridad en instalaciones frigoríficas

Publicado el 27 de septiembre en el BOE el Real Decreto 552/2019 el cual aprueba el nuevo Reglamento de Seguridad de Instalaciones Frigoríficas RSIF.

¿Cuál es el propósito del nuevo reglamento?

El propósito del nuevo reglamento es adaptar la nueva clasificación de los gases refrigerantes que se aplican en ámbito europeo (NORMA EN 378). Creando un grupo nuevo de refrigerantes 2L los cuales puedan ser utilizados en aires acondicionados, refrigerantes de bajo potencial de calentamiento atmosférico (R-32 y HFO) y de ligera inflamabilidad, con la mejora de la reglamentación teniendo en cuenta la evolución de la técnica y simplificar los procedimientos administrativos.

Por consiguiente, establece nuevos límites de carga mínimos para la aplicación, quedando este 1,5a m1 [m1=LIIx4m3] (anteriormente en 0.5 kg) para los refrigerantes A2L Y 0.5 KG (anteriormente en 0.2 kg) para refrigerantes del grupo A3.

Instalaciones frigoríficas más sostenibles

Con este nuevo reglamento, permite al Estado Español cumplir con el Reglamento (UE) 517/2014, sobre gases fluorados de efecto invernadero, que se exige una reducción de las cantidades que las empresas puedan comercializar en la Unión Europea, es decir, a través de importación o producción, reduciendo las emisiones de Gases de Efecto Invernadero GEI a la atmósfera.

Con ellos, el reglamento regula las instalaciones frigoríficas destinadas a proporcionar con eficacia y seguridad los servicios de climatización y frío, con atención a las condiciones higrotérmicas e higiénica exigibles en procesos industriales, o de bienestar en los edificios. También se aprueban sus instrucciones técnicas complementarias IF.

Otro punto para destacar, aquellas instalaciones frigoríficas que no están inscritas en los registros del Órgano Territorios competente en materia de industria de la comunidad autónoma correspondiente, los titulares de dichas instalaciones frigoríficas tendrán desde la entrada en vigor del reglamento, de tres años para presentar ante el órgano competentes la documentación necesaria.

Comparte

© 2019 Tecnigrado. Creado por BCM Marketing


Las cookies técnicas son estrictamente necesarias para que nuestra página web funcione y puedas navegar por la misma. Este tipo de cookies son las que, por ejemplo, nos permiten identificarte, darte acceso a determinadas partes restringidas de la página si fuese necesario, o recordar diferentes opciones o servicios ya seleccionados por ti, como tus preferencias de privacidad. Por ello, están activadas por defecto, no siendo necesaria tu autorización al respecto. A través de la configuración de tu navegador, puedes bloquear o alertar de la presencia de este tipo de cookies, si bien dicho bloqueo afectará al correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.


Las cookies de análisis nos permiten estudiar la navegación de los usuarios de nuestra página web en general (por ejemplo, qué secciones de la página son las más visitadas, qué servicios se usan más y si funcionan correctamente, etc.). A partir de la información estadística sobre la navegación en nuestra página web, podemos mejorar tanto el propio funcionamiento de la página como los distintos servicios que ofrece. Por tanto, estas cookies no tienen una finalidad publicitaria, sino que únicamente sirven para que nuestra página web funcione mejor, adaptándose a nuestros usuarios en general. Activándolas contribuirás a dicha mejora continua. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


Las cookies de funcionalidad nos permiten recordar tus preferencias, para personalizar a tu medida determinadas características y opciones generales de nuestra página web, cada vez que accedas a la misma (por ejemplo, el idioma en que se te presenta la información, las secciones marcadas como favoritas, tu tipo de navegador, etc.). Por tanto, este tipo de cookies no tienen una finalidad publicitaria, sino que activándolas mejorarás la funcionalidad de la página web (por ejemplo, adaptándose a tu tipo de navegador) y la personalización de la misma en base a tus preferencias (por ejemplo, presentando la información en el idioma que hayas escogido en anteriores ocasiones), lo cual contribuirá a la facilidad, usabilidad y comodidad de nuestra página durante tu navegación. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


Las cookies de publicidad nos permiten la gestión de los espacios publicitarios incluidos en nuestra página web en base a criterios como el contenido mostrado o la frecuencia en la que se muestran los anuncios. Así por ejemplo, si se te ha mostrado varias veces un mismo anuncio en nuestra página web, y no has mostrado un interés personal haciendo clic sobre él, este no volverá a aparecer. En resumen, activando este tipo de cookies, la publicidad mostrada en nuestra página web será más útil y diversa, y menos repetitiva. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


Las cookies de publicidad comportamental nos permiten obtener información basada en la observación de tus hábitos y comportamientos de navegación en la web, a fin de poder mostrarte contenidos publicitarios que se ajusten mejor a tus gustos e intereses personales. Para que lo entiendas de manera muy sencilla, te pondremos un ejemplo ficticio: si tus últimas búsquedas en la web estuviesen relacionadas con literatura de suspense, te mostraríamos publicidad sobre libros de suspense. Por tanto, activando este tipo de cookies, la publicidad que te mostremos en nuestra página web no será genérica, sino que estará orientada a tus búsquedas, gustos e intereses, ajustándose por tanto exclusivamente a ti. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.
Para que lo entiendas de manera muy sencilla, te pondremos un ejemplo ficticio: si tus últimas búsquedas en la web estuviesen relacionadas con literatura de suspense, te mostraríamos publicidad sobre libros de suspense. Por tanto, activando este tipo de cookies, la publicidad que te mostremos en nuestra página web no será genérica, sino que estará orientada a tus búsquedas, gustos e intereses, ajustándose por tanto exclusivamente a ti. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.

GUARDAR

Bienvenida/o a la información básica sobre las cookies de la página web responsabilidad de la entidad: TECNIGRADO S.L.
Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en tu ordenador, “smartphone” o tableta cada vez que visitas nuestra página web. Algunas cookies son nuestras y otras pertenecen a empresas externas que prestan servicios para nuestra página web.
Las cookies pueden ser de varios tipos: las cookies técnicas son necesarias para que nuestra página web pueda funcionar, no necesitan de tu autorización y son las únicas que tenemos activadas por defecto. El resto de cookies sirven para mejorar nuestra página, para personalizarla en base a tus preferencias, o para poder mostrarte publicidad ajustada a tus búsquedas, gustos e intereses personales. Puedes aceptar todas estas cookies pulsando el botón ACEPTAR o configurarlas o rechazar su uso clicando en el apartado CONFIGURACIÓN DE COOKIES.
Si quieres más información, consulta la POLÍTICA DE COOKIES de nuestra página web.