22 nov

¿Cómo preparo mi calefacción para el invierno?

Se acercan días de frío, y pronto será necesario encender la calefacción para obtener una temperatura de confort en nuestros hogares.

Lo primero que debemos hacer es purgar nuestra instalación, ya que después de estar parada durante varios meses, se acumulan bolsas de aire en su interior, que pueden producir ruidos molestos en las tuberías y, además, hacen que nuestros radiadores no calienten de manera correcta, haciendo que haya puntos fríos en los mismos.

Para poder realizar esta acción, podemos encontrar dos tipos de purgadores en nuestros radiadores: los manuales o los automáticos.

Si disponemos de purgadores automáticos, ellos mismos se encargan de ir expulsando el aire que se puede ir acumulando cuando lo detectan.

Pero si nuestros purgadores son manuales, seremos nosotros mismos los que tendremos que realizar el purgado en cada uno de los radiadores.

Con la calefacción apagada, y con la ayuda de un destornillador, giraremos la válvula del purgador y la dejaremos abierta hasta que salga un hilo de agua de forma constante y sin ruidos.

Purga de radiadores

Foto de la página https://blog.caloryfrio.com/

Si tu hogar es de una planta, te recomendamos que empieces por los radiadores ubicados más cerca de la caldera, y en el caso de que sea de varias plantas, empezaremos siempre por el más lejano.

Una vez realizado el purgado en todos los radiadores, debemos verificar que la presión en nuestra caldera siga estando entre 1 y 1,5 bares.

 

¿Quieres seguir leyendo notícias? Visita nuestro blog

Comparte