17 sep

Una vez superados los meses o semanas de calor más intensos del verano, en pleno mes de septiembre todavía sigue siendo habitual sufrir algunas jornadas de calor, especialmente en las horas centrales del día. En el artículo de hoy trataremos de ofrecer algunos consejos para enfriar nuestra casa u oficina sin la necesidad de utilizar aire acondicionado.

Siguiendo estos pequeños consejos, podremos lograr una temperatura óptima en nuestro hogar o área de trabajo al mismo tiempo que ahorraremos una buena cantidad de energía, haciendo más llevadera esta transición hasta el otoño cuando indudablemente las temperaturas volverán a relajarse.

¿Cómo enfriar nuestra casa sin aire acondicionado?

Algunos de los trucos que podemos implementar en casa para conseguir un ambiente más fresco y agradable durante los días calurosos son los siguientes:

  • Apagar, durante las horas centrales del día donde el calor aprieta de forma considerable, todos aquellos electrodomésticos que no sean estrictamente necesarios y que puestos en marcha irradian calor en el ambiente. Por ejemplo, mantener encendido al mismo tiempo el televisor, el lavavajillas y la plancha propicia irremediablemente un aumento de la temperatura interior del hogar.
  • Mantener una corriente de aire facilitando el paso del aire natural para suavizar la temperatura interior del hogar. Aunque los días pueden seguir siendo calurosos en el mes de septiembre, lo cierto es que la temperatura del aire resulta mucho más agradable que el que sufrimos diariamente durante las olas de calor estivales. Por esta razón, resulta imprescindible mantener las ventanas abiertas, siempre que sea posible, y facilitar de este modo el paso del aire de un lado a otro de nuestra casa.
  • Utilizar plantas de interior de hojas grandes y verdes para disminuir la temperatura interior de nuestro hogar u oficina. Además de decorar el interior de nuestro espacio, las plantas nos ayudan a generar un ambiente más fresco y húmedo y algunos inclusive son repelentes naturales de mosquitos, otro gran dolor de cabeza durante los meses más calurosos del año y que también sueles ser poco amigos del aire acondicionado. Si además tenemos la posibilidad de colocar plantas enredaderas alrededor de la fachada de nuestra casa, éstas ayudan a evitar la incisión de los rayos infrarrojos procedentes del Sol y mantienen la cubierta de casa fresca, facilitando de este modo que el ambiente de su interior no sea demasiado caluroso.
  • Bajar persianas y correr cortinas en las horas puntas de calor cuando la luz incesante del Sol golpee las ventanas de nuestro hogar. Aunque anteriormente hemos mencionado la necesidad de mantener una corriente de aire fresco en el interior del hogar, al mismo tiempo debemos evitar que la luz del Sol, en las horas más calurosas del día, penetre por las ventanas de la casa, pues no servirá absolutamente de nada mantener la ventana abierta si el calor solar entra al mismo tiempo y con bastante más fuerza. A media tarde, sin embargo, podemos volver a subir las persianas y abrir las cortinas para enfriar la casa.
  • Si aún siguiendo las recomendaciones anteriores sigues sufriendo de calor en tu hogar al no disponer de aire acondicionado, es muy probable que termines usando un ventilador. Incluso en este caso, siempre puedes hacer de este aparato algo así como un  aparato de aire acondicionado artesanal, te explicamos; Coloca un barreño o cuenco metálico con hielo y algo de sal frente al ventilador y sentirás como el aire que desprende el ventilador será ahora mucho más fresco, ayudando de esa forma a enfriar el hogar de forma mucho más rápida.

Esperamos que estos pequeños trucos y consejos sean de tu utilidad para terminar de superar los días más calurosos del año. Si por el contrario no te has podido resistir a instalar un sistema de aire acondicionado para enfriar tu casa, te recordamos que desde Tecnigrado ofrecemos un programa de mantenimiento de los equipos de aire acondicionado que te ayudará a prolongar la vida útil de tu equipo, a disminuir las averías y a reducir los gastos energéticos.

Comparte