11 abr

La tecnología de calderas de condensación es la principal elegida

El Presidente de la Asociación de Fabricantes de Generadores y Emisores de Calor (Fegeca), Vicente Gallardo, acompañado de la Secretaria General de la asociación, Sonia Pomar, así como de algunos representantes de los principales fabricantes del sector, ofrecieron una rueda de prensa el pasado 28 de febrero en Ifema –coincidiendo con la feria Climatización y Refrigeración-, donde analizaron los datos del nuevo informe sobre la evolución del sector de la calefacción en España en 2018 y en la que se revelaron los principales parámetros de los diferentes mercados representados en Fegeca.

Gallardo señalo que, en líneas generales, el mercado del agua caliente y de la calefacción en España ha tenido un “comportamiento excelente” en 2018, marcado por un aumento de la actividad y la consolidación de productos y servicios relacionados con la eficiencia energética, tanto en nueva construcción como en reforma, lo que le ha permitido alcanzar un crecimiento generalizado en sus ventas, con una facturación que ha superado los 455 millones de euros, señal inequívoca de que el sector se va recuperando poco a poco después de unos años difíciles.

Las políticas europeas para la descarbonización de los edificios, junto con el fenómeno de la digitalización -entendida como la mejora en los sistemas de conectividad- y la incorporación gradual de la Inteligencia Artificial en los equipos, “han marcado el rumbo del sector de la calefacción en nuestro país el pasado año y lo seguirá marcando en años sucesivos”, señaló.

Además de la incorporación de tecnologías cada vez más eficientes, el mercado avanza hacia el uso y disfrute de soluciones inteligentes que permiten al usuario optimizar el consumo y reducir los niveles de emisión a la atmósfera. Aunque hoy en día es un concepto muy incipiente, el desarrollo de las ciudades inteligentes o Smart Cities, también se convertirán, en el medio plazo, en otro de los desafíos para el mercado de la calefacción.

El estudio señala, un año más, una clara tendencia hacia la incorporación de sistemas individuales de calefacción mucho más eficientes, como la tecnología de condensación, tanto en el sector residencial como comercial, siendo España el país europeo que más rápidamente ha incorporado dicha tecnología; de hecho, un elevado porcentaje de las cerca de 60.000 nuevas viviendas construidas el pasado año en nuestro país fueron equipadas con calderas murales de condensación. Un producto, el de las calderas murales, que en 2018 ha experimentado un crecimiento del 12,5%, con más de 316.000 unidades vendidas, lo que ha supuesto un ahorro energético total de 65,87 GWh en un año.

En el caso de las calderas de pie a gas y gasóleo y de biomasa, el número de unidades vendidas supera, en su conjunto, las 33.000, lo que representa un incremento superior al 5% respecto al año anterior. En el caso de las primeras, el 22,5% de las ventas son también calderas de condensación.

En opinión del Presidente de Fegeca, “esta tendencia a la condensación va a continuar en los próximos años, hasta alcanzar el 100% del parque de calderas”. De hecho, señaló que las calderas de gas de condensación son “la mejor solución para la reposición del amplio parque de calderas existente –actualmente más de nueve millones de viviendas cuentan con caldera mural en nuestro país-, no solo por su tamaño y bajo coste, sino también por su alto rendimiento y facilidad de instalación”. En la medida en que todos los agentes del sector, tanto fabricantes como administración pública, sean capaces de promocionar y fomentar la reposición de estos equipos, afirmó Gallardo, “contribuiremos de manera decisiva al cumplimiento de los objetivos climáticos”.

Con el fin de fomentar y potenciar la renovación del parque instalado, Fegeca puso en marcha en octubre pasado una iniciativa en nuestro país para potenciar la sustitución de aparatos para calefacción y producción de agua caliente sanitaria por otros más eficientes en el sector residencial, que ya se ha implementado en otros Estados Miembros como Alemania, Reino Unido, Austria e Italia.

Se trata de un nuevo etiquetado para los equipos ya instalados, con el objetivo de informar a los usuarios del grado de eficiencia de sus aparatos y de la existencia de tecnologías más eficientes, y que pone de relieve el compromiso de la asociación con los principios de eficiencia y descarbonización que imperan en Europa. “En estos cuatro meses, las tasas de renovación de equipos están subiendo, lo que indica el éxito de esta medida”, afirmó Gallardo.

Casi un millón de radiadores vendidos

Otro de los mercados analizados por Fegeca en el citado estudio es el de los emisores, en el que se incluyen los radiadores y los sistemas de climatización por suelo radiante. El informe refleja un aumento del 6,8% en las ventas de radiadores en España con más de 951.000 unidades vendidas en 2018, tanto en obra nueva como en reposición, especialmente en los segmentos de aluminio, cuarto de baño y fundición. En el caso del suelo radiante, los metros cuadrados calefactados con este sistema ha sido similar al año anterior, superando ligeramente los dos millones, con unas perspectivas de desarrollo muy buenas.

Los calentadores de gas siguen siendo la principal opción para la producción de agua caliente en el ámbito doméstico, con una proyección de futuro muy importante. Sus ventas han caído ligeramente respecto al año anterior, pero aún así se han superado las 388.000 unidades vendidas. Una de sus ventajas es que se pueden integrar con sistemas solares térmicos y adaptarse a todas las demandas y necesidades. Además, su alta eficiencia reduce considerablemente los costes de mantenimiento, agua y gas.

Finalmente, los termostatos on/off y los termostatos modulantes específicos para calefacción también han experimentado un crecimiento del 4,85% en sus ventas respecto al año anterior.

A través de este enlace puedes descargarte el informe sobre el mercado de la calefacción de Fegeca: Informe mercado calefacción 2018 – Fegeca

Fuente: Calor y Frio

Comparte

Leave a reply